29/11/17

Diario Incierto VI - Las llaves del padre


Yo sabía cuánta gente te quería, pero lo que creemos saber sólo es un espejo de nosotros mismos, es decir, minúsculo comparado a la realidad que se descubre cuando los acontecimientos rotundos destrozan ese espejo.

Amigos y familiares que en las máscaras de su día a día podían llegar a ser muy sarcásticos, lloraban como niños ante "la ridícula idea de no volver a verte". Nos abrazaban a Samuel y a mí con la necesidad de devolvernos toda la bondad que tú les regalaste, todos los abrazos coincidían en lo mismo: eras el primero en ofrecer cualquier cosa que tuvieras a mano, desde un café a un trozo de vida, como cuando te empeñaste en un viaje para despedir a tu queridísimo amigo DIEGO, padre y abuelo de LA TANA, sin tener fuerzas, te quedaban sólo unos meses de existencia, su maravillosa nieta Nini me abrazaba destrozada en tu despedida, cómo te quieren ella y todo Cabo de Palos.

En nuestro barrio del Carmen murciano también ha resultado un golpe extraño la rápida marcha de Quique el sevillano, tu amigo Gervasio fue el primero en llegar al tanatorio. A partir de ahí, un interminable desfile de incrédulos nos abrigaron Las Horas.
Aunque de todos mis tías Pilar y Concha son las que vivieron más de cerca la agonía después de mi madre, mi hermano Samu y yo.
Hugo y Lolo tampoco quedan nada atrás. Antonio Ramón y Gladis también se acercaron a nuestra casa del terror y el amor es esos días previos a la muerte en los que casi nadie se atreve a hacer una visita.


La gente muere sin descanso, es tan natural que hacer un análisis de ello puede hacernos caer en lo ridi.

Analizar las causas de tu muerte no es la razón principal de este post, tampoco denunciar los numerosos errores que se cometieron, sí aportar esencial información:
- Error de diagnóstico. Metástasis suprarrenal diagnosticada como tumor benigno aunque el Tac y el Pet-Tac sugerían malignidad, pero la resonancia magnética lo hacía compatible con un adenoma benigno. No se hizo biopsia, por lo que podrías pasarte la vida preguntándote sobre la mínima posibilidad de que fuera benigno tal como se diagnosticó en un principio, y que lo matara la operación + quimio con la que acabó en la UCI, en lugar de darle inmunoterapia como primera opción + posteriores ingresos con sobredosis de antibiótico durante 4 meses sin interrupción. Es una conjetura, sin estar dispuesta a que sea un convencimiento atormentador. Cuando las consecuencias son irreversibles, sólo cabe mirar hacia delante.
- Tardía operación con letal perforación de bazo y duodeno provocando peritonitis y extracción del bazo (debieron operarte mucho antes cuando el tumor medía sólo 1´5 cm en el primer control). Nadie del personal médico creyó que pudieras salir de esa intervención, pero tu corazón se empeñó una vez más en pisar calle superando la carnicería infecciosa.
- Recuerdo demasiado bien el momento post-operación en la Arrixaca. Cuando preguntamos al cirujano JM.R. cómo no se pudo resecar el tumor si en la consulta previa se nos había propuesto una operación altamente efectiva y de muy bajo riesgo, palabras textuales del cirujano unos meses antes: "Déjese llevar, José, es poco más que si le quitaran la vesícula, menos complicado que la lobectomía que le han hecho, mire qué bien se recuperó de esa operación arriesgada. Déjese llevar.
Esa mañana de junio nos dicen que, una vez que abrieron, vieron que para extraerlo hacía falta quitar una parte de riñón, pero que era correr riesgos innecesarios ya que "probablemente" ya se hubiera extendido por el MEDIASTINO, y que por lo tanto la operación no podía curarle. Sorpresa, eL PET-TAC posterior mostró un MEDIASTINO LIMPIO, por lo que se trataba de un tumor aislado, que, según las propias palabras del cirujano, podía ser borrado del mapa aun en su complejidad.
- Posteriores ingresos donde lo único que te hacían era meterte antibiótico, destrozarte las venas y provocarte constantes hipoglucemias + hiperglucemias.

Cuando se tiene cáncer todos las torpezas ajenas pueden escudarse tras él, puedes incluso innovar con terribles errores que siempre quedarán justificados por la malignidad del tumor, es el paciente en sí mismo el que se convierte en maligno, toda la culpa de lo que pase es suya, culpable hasta de lo que le pase a su compañero de habitación.
Si la glucosa está a 500 también es cosa del bichus. "Curiosamente" en casa te controlábamos los niveles de azúcar al pelo, incluso en estado terminal. Los altos niveles de azúcar en sangre alimentan el crecimiento de los tumores, pero el valor que tuvo esto en los cuidados que recibías en los tres hospitales fue BAJO CERO. Personal sanitario que no se re-educa y se mueven bajos los inmutables mandamientos de la Edad Media.
También conocimos a enfermeras y auxiliares tan humanas y profesionales que compensaban los desastres, aliviadoras de distintos tipos de sangrados emocionales.

Una vez que te desahuciaron y que no nos orientaron en nada, decidimos que los hospitales ya habían hecho suficiente, te cuidaríamos nosotros y morirías en tu cama. Así fue, seis meses después de la vil operación, dormías junto a mamá cuando Kuko presintió tu último aliento, subió a la cama y acurrucó su hocico en tus esqueléticas piernas.

Me ponen algo nerviosa las idealizaciones póstumas, quienes leen mi blog saben que el homenaje lo hice en vida, y que no he ocultado sus defectos ni los míos, lo negativo y repetitivo que podía llegar a ser... Pero le bastaba una cerveza, un partido de fútbol y un beso de sus hijos para conciliarse con el mundo. Su sencillez era escandalosa. El final de su vida demasiado cruel y complicado para su simpleza, probablemente lo peor que hizo durante toda su vida no fue contra nadie sino contra sí mismo, probablemente la mayor falta que cometió en siete décadas fue dedicarle séis al tabaco.

Por muy larga que fuera la cadena de errores que te encadenó, lo que te mató fue el maldito tabaco, no hay vuelta de hoja cuando se trata de el veneno más extendido sobre la faz de la ahumada Tierra.
Ni siquiera cuando se trata de alguien tan fuerte y salvaje como tú, alguien que vivió sin dolores y con un aspecto y forma física envidiable toda la vida mientras cobijabas una cirrosis, una pancreatitis crónica que no logró matarte hace 30 años por mucho que los médicos así lo creyeran y una diabetes tipo 2. Y en esta última etapa, cuando Patricia Martínez te extrajo medio pulmón en la primera operación, a los 9 días ya estabas saliendo a tu dominó, a hacer la compra y a ver fútbol en el Bar Menacho en Murcia y con los Busquets en Cabo de Palos, junto a tu inseparable amigo Juanito. Alucinaban con tu energía.
Cuando llegó el cáncer de pulmón hace dos años aposté por ti por todo lo alto, porque mejor que tus hijos no te conoce nadie por mucho que los estudiosos escruten tu interior con pruebas que en demasiadas ocasiones confunden la realidad en lugar de aclararla, porque conocíamos tu capacidad de lucha y resistencia, y no existe una sola prueba médica capaz de diagnosticar este aspecto, el aspecto biológico más grande del ser humano.


Pero con tus patologías, tu edad y esos hábitos que ya habías abandonado, excepto la cirujana Patricia Martínez Martínez, el resto de médicos no atendieron a la milagrosa capacidad de tu cuerpo.
Tener cáncer con 69 años es quedarte esperando y rezando para que una mirada piadosa vea mucho más allá de tu edad y tu equivocada filosofía de vida, una mirada capaz de ver más allá de lo obvio, ver como mínimo las razones vitales que pueden llevar a alguien a no cuidarse.
Mi padre, como tantas personas, no tuvo una vida fácil.
Comenzó a fumar cuando comenzó a trabajar, con 9 años, desde lazarillo a cargador de ladrillos hasta lograr en la edad adulta y sin saber escribir un trabajo estable montando centrales telefónicas para STANDARD ELÉCTRICA. Sus manos eran ágiles y pequeñas, se convirtió en una máquina en lo suyo, solicitado en otras ciudades, precioso verano en Palma de Mallorca.

Cuando yo tenía esa edad en la que tú empezaste a trabajar, tú habías logrado la suficiente estabilidad económica para regalarme por mi cumpleaños el primer radio-cassette, y así escuchar mis dos tesoros: LIKE A VIRGIN y THRILLER.
Tú eras de los BEATLES, te quedaba energía para bailar, el cachondeo y hacer el pieza en tu juventud sevillana a pesar de tantas horas de curro.
Quedaste huérfano de padre en una familia numerosa y una andalucía arrasada por el hambre, luchaste por los derechos de los trabajadores, estuviste preso por difundir material comunista y fuiste liberado al ser mi abuelo sirviente de Franco. Hay otras duras características que por más íntimas no detallo.

Aun así siempre he creído que QUERER ES PODER, y que no hay nada más importante que cuidar nuestro cuerpo y nuestra alma, y siempre me enfadé con él, fui a veces dura, me rebelé contra la entropía que gobernaba su mundo físico y emocional, y eso era porque jamas se me ocurrió darlo por perdido, tenía mucha fe en su historial de supervivencia que inició siendo un niño.

Pero cuando se une el poder metadestructivo del tabaco con la despersonalización del universo sanitario, seas quien seas, por poderoso que te consideres, prepárate para el calorcito del infierno.

No tenemos ni pendonísima idea del dolor emocional que somos capaces de resistir.
Cuidar las 24 horas de un ser querido en estado vegetal, sabiendo que no hay posibilidad de mejora, que las únicas posibilidades son las diferentes formas que puede ir tomando ese infierno, verle llorar, no entenderle al hablar drogado por la morfina, inyectar insulina en un cuerpo tan consumido que sientes que vas a tocarle con la aguja el hueso... Cumplir con las responsabilidades de cuidar lo mejor posible de tu padre mientras la imaginación se te descontrola por completo pensando en qué será lo próximo, si se marchará en los siguientes días o si debemos prepararnos para otra variante espeluznante. Todo ello haciendo los tres una vida normal, recibiendo visitas de familiares sin llorarles ni caer en el quejoso dramatismo, trabajando en casa o fuera de ella, paseando y cuidando a nuestros animales, sonriendo a los dueños de los perros amigos... Como si nada monstruoso estuviera pasando, porque el autoengaño emocional no sólo funciona, sino que en ocasiones te hace sobrevivir.

Muchas fueron las veces en las que creí que no resistiría, que cometería una locura si tenía que seguir viendo así a mi padre durante más tiempo. Sobreviví gracias a mi maravilloso hermano Samuel, el ejemplo de lucha de mi propio progenitor, tener una familia de tíos y primos que llamaban y venían casi a diario.
Mi madre fue muy apoyada por esos tesoros llamados "amigas de la infancia". Su amiga Pepi Damunt ya había pasado por ello. No sólo sus consejos fueron valiosos, hay otro valor añadido, y es que a pesar del desenlace de su marido Sebastián, apostó por la curación de mi padre regalándonos "MIS RECETAS ANTICÁNCER", de la fabulosa Doctora Odile. Fue en la primera etapa, donde todo salió tan bien con la primera y delicadísima intervención de Patricia, y sé que este libro hizo también su papel regenerador.
Mi jovencita madre, de perfil, junto a Carmen, Pepi y Yoyi.
AÑOS 80, foto de SEBASTIÁN DAMUNT: Yoyi, mi madre Marina y su mujer PEPI.

-Por amor hacia los animales. No podía tirar la toalla porque mis hijos peliagudos me enseñaban a levantarme cada día con vitalidad, me despertaban las ganas de jugar con ellos, pasearlos, prepararles sus comidas especiales (no sólo de pienso viven las buenas bestias), limpiarles el patio; en definitiva, tenía que atender a la vida en sus diferentes formas, no sólo limitarme al dolor de la forma humana. Sincronizarme con la energía de mis animales me hizo ampliar mis límites. 

-EL CINE. Las películas siempre me han salvado, y esta vez no iba a ser menos, desconectar y meterme en otras vidas gracias a la Smart TV que me regaló mi madrina Concha y al NETFLIX que me ofreció mi cuñada Carolina.
Vi pelis y documentales muy enriquecedores: Springsteen y yo, Qué bello es vivir, Jim y Andy, Blue Jay, The Last Shaman, Whitney: Can I be me, Nunca me abandones, Stranger things, Una cierta Verdad, Tralas Luces, CRISTINA, Blue Valentine, Amnesia, Kiss and Cry, RESTLESS CREATURE: Wendy Whelan..., y volví a ver CARMINA Y AMÉN, con una maravillosa emoción inesperada.

-LIBROS DE DESARROLLO ESPIRITUAL: 
Son mis padres también. Sin estos padres espirituales yo jamás hubiera entendido la caótica convivencia con quienes son mis padres en el mundo físico, tal vez no los hubiera ayudado, hubiera huido, hubiera acabado de cualquier manera refugiada en cualquier adicción, incluso mucho antes de que mi padre enfermara, pues los obstáculos de la vida suelen comenzar mucho antes de que aparezca lo terminal. 
Los libros que siempre hicieron de padres desde mi adolescencia vienen de la mano de:
El doctor Wayne Dyer, un mago que nos hace desarrollar como nadie el poder de la intención imaginativa; 
Osho, el único místico del mundo que es punk e influencer, anticristo y religioso a la vez; 
la psiquiatra y enfermera dedicada a enfermos terminales Elisabeth Kübler Ross
el psiquiatra y superviviente del holocausto VIKTOR FRANKL
el fascinante psiquiatra del amor extendible, SCOTT PECK, cuyo libro, "UN CAMINO SIN HUELLAS", es lo más excitante que el pensamiento puede amar. Murió de Cáncer con la misma edad, a los 69.

Haced vuestras estas lecturas, leedlos independientemente de la situación en la que creáis estar. 

Me he pasado dos años, desde el diagnóstico del tumor primario, atemorizada por tu muerte. Te enterré mil veces en mi imaginación, viví obsesionada con ese final, cómo sería, cuánto sufrirías y si quedaría traumatizada. Lloraba a solas para no rociar con más dolor el ambiente, pero alguna vez mi hermano me pillaba, y me decía: "Hermana, las cosas jamás suceden como imaginamos, no te hagas más daño pensando en su muerte, las cosas siempre se desarrollan a su manera, nunca como pensamos."
Y así ocurrió, te has ido y no sólo no me he vuelto loca de dolor, sino que tras los durísimos momentos del tanatorio ahora siento algo parecido a una tristeza templada, una tristeza íntegra que encuentra la forma de amoldarse, una tristeza capaz de recordar que lo importante de esta desgracia fue la voluntad de no dejarte nunca solo.
La de cosas que se ven en los hospitales y en las visitas al oncólogo, la de personas mayores que vi convertidas en mutantes sin nadie en quien apoyar la única parte del cuerpo que les funcionase, con una soledad que se les salía hasta por los poros de la calvicie.
NI UN DÍA SOLO, papá, NI UN SOLO DÍA, incluso en la primera etapa que eras totalmente independiente. No hay nada más importante que hacer en la vida, jamás ningún logro q pueda tener podrá acercarse a este estado de resistir a tu lado, sin una presunción de valentía, con muchos momentos de pensamientos egoístas, de acojone e impotente rabia en el alma, pero con amor en las manos que te pinchaban.

No siento síntomas de depresión, pero el mundo ahora se me divide en grupos. Los que te querían y los que estando cerca de mí no llegaron a conocerte y valorarte. Por estos últimos no tengo ninguna motivación, aunque sean amigos míos y no tuyos, pero que no me preguntaran con frecuencia por tu estado me ofrece una señal de lo que no me conviene, es como si la señal viniera a través de ti y de tu afán por protegerme. 

Otra división sería aquellos amigos y conocidos que cuidan de los suyos y los que creen que la vida está para disfrutarla sin más miramiento que el propio, sé que con estos últimos tampoco me va a apetecer salir. Sé que la experiencia me va a volver aún más selectiva de lo que ya era, que la calidad humana va a ser aun más imprescindible de lo que ya fue, y puedo correr el peligro de subir el listón a valores que ni yo misma alcanzo. 

Sigo pareciéndome a ti aunque no estés, siento ese impulso tuyo de seguir adelante, de ser feliz con cosas muy simples, pateando el barrio como perros callejeros; odio el tabaco y paso del café, pero vamos a seguir compartiendo el gusto por las cervecitas o una copa de vino. 
Ya no veremos juntos Pasapalabra y First Dates, ya no pasearemos a Kuko y Parri a diario por el legendario Floridablanca, a cambio recibo una Incalculable Herencia: todos tus jerseys de invierno de criatura compacta, tu Credencial de la UGT como delegado del Sindicato del Metal en 1977, tu sentido de la lucha y de la ayuda al prójimo, me dejas una interminable lista de amigos, incluidos los sevillanos como Joaquín; a mi tía Carmelita, la hermana a la que más adorabas. 
Y heredo lo más incalculable, se queda tu sangre pegada a la mía en forma de maravilloso hermano. 
Mi Samuel. 
Nuestro Samu. 

Kuko a veces espera a que alguien más entre. Ya le hemos dicho que se olvide de la puerta, pero lo que no puede olvidar es el sonido de tus llaves. 





NACIMIENTO DE KUKO

CON DOS DE SUS MEJORES AMIGOS: JUANITO Y PEPE BENZAL
NO TODO FUE TRABAJO Y BARES, 
EN SU JUVENTUD SEVILLANA 
FUE UN AFANADO FUTBOLISTA
MI ABUELO MATERNO SAMUEL SE CONVIRTIÓ EN EL PADRE QUE NO TUVO. 
UN GALLEGO ENTERO Y RESOLUTIVO, tanto él como mi abuela fueron su prioridad cuando necesitaron cuidados. Mi padre los visitaba TODOS LOS DÍAS, para ir al médico, encargos de farmacia o paseo por el Floridablanca.
EL GALLEGO SAMUEL Y EL ANDALUZ QUIQUE COMPARTÍAN UN PRONUNCIADO SENTIDO DEL HUMOR ARCAICO, UNA FIRME VOLUNTAD desprovista de sentimentalismo Y UN DESINTERÉS TOTAL POR LAS APARIENCIAS. 
No clasificaban a sus semejantes por aquello que pudieran o no parecer, independientemente de sus posesiones y rango social los demás sólo podían parecer hombres o mujeres, con una revitalizadora inclinación por estas últimas. 
😃 Dos Buenos Pajarillos 😃


16/11/17

The Last shaman - documental


Las bases que sugiere el docu son tan profundas como necesarias: la curación mental sin encapsuladas biblias de laboratorio, a través del desarrollo espiritual y el contacto permanente con la naturaleza.

La sinceridad con la que se expone el ex-suicida nos seduce hasta hacernos la ilusión de una magistral revelación final. Pero no hay nada de ello. La conclusión a la que se llega es bien sencilla, no por ello menos importante, todo aquello que tiene que ver con SER en lugar de APARENTAR. El documental no se esfuerza en venderte ninguna moto, mucho menos a Dios volviendo en una Harley. Sólo es la historia de un chico que se atreve a dejarse humear en desconocidos bosques, un chico que se atreve a poner su vida en peligro con tal de salvarla y documentarla. ¿O tal vez la primera motivación es "documentarse" para luego salvarse? Imposible saberlo, eso es meternos en otro oscuro bosque del que aquí no se habla nada. De ser verdad tal grado de narcisismo, resultaría menos peligroso y más creativo que embotarse el melón con antidepresivos.


6/11/17

BLUE VALENTINE hd poster


Dean (Ryan Gosling) y Cindy (Michelle Williams) siguen unidos a través de una hija a la que adoran, la pequeña no parece sospechar la incapacidad de sus padres para evitar la accidental e "imperceptible desaparición" de otro miembro de la familia.
Tal como no sospecha el atropello de la relación que en su día sus progenitores crearon a través de una auténtica pasión emotiva.
Transcurridos los años, compaginar las demandas de la realidad y las expectativas de lo que una vez fue imaginado se convierte en un infierno.
Un frío infierno azul y sutil, color y temperatura que mantienen hasta que comienzan a contrastarse con los recuerdos más cálidos y prometedores.

Título original
Blue Valentine
Año
Duración
114 min.
País
Estados Unidos
Director
Derek Cianfrance
Guion
Derek Cianfrance, Cami Delavigne, Joey Curtis
Música
Grizzly Bear
Fotografía
Andrij Parekh
Reparto
Ryan Gosling, Michelle Williams, Mike Vogel, John Doman, Ben Shenkman,Maryann Plunkett, Faith Wladyka, Samii Ryan, Tamara Torres, Carey Westbrook,Eileen Rosen, Marshall Johnson, Jen Jones, James Benatti, Barbara Troy,Enid Graham
Productora
Incentive Filmed Entertainment / Silverwood Films / Hunting Lane Films / Chrysler Corporation / Shade Pictures / Motel Movies / Cottage Industries
Género
RomanceDrama | Drama romántico. Cine independiente USA








Dean (Ryan Gosling) and Cindy (Michelle Williams) are still united through a daughter whom they adore, the little one does not seem to suspect the inability of her parents to avoid the accidental and "imperceptible disappearance" of another member of the family.
Just as she does not suspect the outrage of the relationship that his parents in his day created through an authentic emotional passion.
Over the years, combining the demands of reality and expectations of what was once imagined becomes hell.
A cold and subtle blue hell, color and temperature that they maintain until they begin to contrast with the warmest and most promising memories.

31/10/17

Restless Creature: WENDY WHELAN


Wendy Whelan decide nacer el 7 de mayo de 1967 para trabajar toda su vida, sin descanso, en amorosos acoples de cuerpo y música escultural.
Junto al mes de nacimiento, compartirá con Martha Graham la singularidad inalcanzable.

Whelan se unió al New York City Ballet en 1984 como aprendiz, e ingresó en el cuerpo de baile dos años después, fue bailarina principal en 1991.

Wendy comienza a bailar con 3 años con una profesora local, Virginia Wooton, en su lugar de nacimiento, Louisville, Kentucky. A los ocho años se unió a Louisville Ballet Academy, donde comenzó el entrenamiento formal. Con doce se le diagnosticó una escoliosis severa, por lo que tuvo que cargar con un molde de yeso pesado en la clase de ballet, pero también fortaleció sus músculos de la base y de la espalda. En 1981, a la edad de 14 años, recibió una beca para el curso de verano en la School of American Ballet (SAB), la escuela oficial del prestigioso New York City Ballet, uniéndose como estudiante a tiempo completo un año después.

En este fascinante documental, "Restless creature...", Whelan se despoja de todo tono artificial y se desnuda hasta el músculo, muestra injertos hasta llegar al pulverizado hueso de las emociones rotas que llegan tras el éxito.

Es consciente de que a sus 47 años el NYCB no está haciendo otra cosa más que preparar el terreno para una despedida digna, una despedida donde, por los pelos, sea ella la que tenga la última palabra, elegir el final dentro de un limitado margen es un estiloso convencimiento de que el último paso de la coreo no es una patada en el culo.
Su actividad en la compañía se va reduciendo pero su necesidad de seguir bailando es el oxígeno que la alienta y la ahoga a la vez. Nos confiesa que el contraste es tan insoportable que todo su éxito no parece más que una fantasía, siente que toda su vida no ha sido más que el extraño y larguísimo ensayo de un temible final. No es el discurso histérico de una mujer en crisis, no son caprichosos arrebatos, ni una ambición desmedida, se trata de una fibrosa y currada honestidad luminosa que la persigue en todos sus movimientos, hasta en los pasos que cojea.

La actuación final en octubre del 2014 homenajeará por todo lo alto treinta años en el NYCB.
Para mitigar el vacío presentido, en 2012 emprende un nuevo proyecto titulado "Restless Creature", proyecto propuesto en Jacob's Pillow en 2013. Whelan eligió a cuatro coreógrafos: Kyle Abraham, Joshua Beamish, Brian Brooks y Alejandro Cerrudo para crear bailes en una gira nacional. Consta de solos y dúos, con Whelan bailando cada dúo con su coreógrafo.

Además de sus tres décadas en el New York City Ballet, WENDY WHELAN es artista invitada en The Royal Ballet, Kirov Ballet y Morphoses / The Wheeldon Company. Tiene un repertorio de más de 50 ballets, incluyendo piezas de George Balanchine, Jerome Robbins y Peter Martins entre muchos otros.

Un documental maravilloso de una mujer tan cálida como indestructible, una entrañable terminator que ejecutará constantes saltos en el futuro sobre sus viejas zapatillas de punta.




"I had the world in my hands, I was getting every part under the sun, they were like, Wendy, this is yours. This is yours. This is yours. All these gifts coming, it was like gold streaming into my world. But as soon as I started to success and thought "this is pretty amazing, I´m actually feeling what I wanted to feel my whole life, I´m at this plae, I´m recognized, I´m doing things, what the fuck is it gonna be like when I can´t do this anymore?" W. WHELAN

"I can´t take personally the fact that a lot of people like my boss, Peter Martins, or centain ballet masters, literally don´t speak to me at work, I´m only assuming that kind of behavior is the message for me to go. I even had a meeting with Peter a couple years ago, when all this started, and he basically said, you know... it´s hard to say it, cause it´s kind of devasting, but he took me out of THE NUTCRACKER... You want to just keep doing more of what you´ve done. As a young kid, there´s so much hope. You don´t see the end. You think Oh, I´m never gonna die, I´m never gonna get weak,
I´m never gonna break, I´m gonna be this, like, strong blossoming thing forever...
Then reality it´s like living in a fantasy world for a long time, like most of your life, and then realizing Well, fantasy´s over. And part of me´s embarrased cause it´s like, grow the fuck up, Wendy! you´re 46 years old and you´re still dreaming like you´re a teenaged kid." W. WHELAN

6/10/17

Diario incierto V

Quinto ingreso desde la primera y exitosa operación.

Cuarto ingreso de Enrique en estos últimos cuatro meses, cuatro meses de fiebres irrefrenables. 
El segundo remedio operativo había sido peor que la propia enfermedad potencialmente mortal, pues una operación sólo puede salir bien, en un cuerpo abierto lo regular no tiene cabida. 
En cuestión de vísceras y sangre las medias tintas no pintan nada.

Aquel cirujano sólo nos vio una vez, no parecía un tipo frío, y en lo suyo tenía fama de ser una máquina. Pero a aquel cirujano sólo lo vimos una vez, de manera rápida y atropellada, seguro que en lo suyo seguía siendo esa máquina. 
Sin embargo en estas tesituras el resto no somos más que humanos, con el único recurso de encontrar valor y paz mediante la empatía, conexión de lectura en los ojos para ampliar la mirada un poco más allá de un aséptico sondeo de palabras.

Un poco de tiempo para el posible sanador, ya sea poniendo el énfasis en los detalles de lo que pueda ocurrir, ya sea dilatando el encuentro en una visión más naif, según sea más conveniente, que lo decidan los que de ello entienden. Unos minutos de vasta calidad bastan.
Un poco de tiempo para el posible sanado, para conocer al que le abrirá, o para tener la sensación de que el abierto se está dando a conocer, según sea más conveniente, que lo decidan los que de ello entienden. Unos minutos de vasta calidad bastan. 

Qué sabia fue Patricia Martínez Martínez cuando intervino al padre de Esther de pulmón, cirujana con manos de amiga y tono capaz de desinfectar las más acojonadas almas. Sin disimular los peligros, sin esconder una sola piedra del camino. Menuda proeza.  

Aquel segundo cirujano también era un buen hombre que debió sentir mucho su carnicería, Esther estaba convencida, igual que lo estaba de que las carnicerías eran más probables cuando entre interventor e intervenido no había previamente más que un formalismo gélido y rápido. A la buena suerte hay como mínimo que calentarla, pues a veces ni con eso.

Estando como estamos desprovistos de cualquier máquina del tiempo, no pudiendo ni cambiar una coma de este reciente pasado, quedaba únicamente fortalecerse para seguir apostando por una estabilidad del mal, cronificar lo indeseable, hacerse colega de "La castaña", encontrar el modo de que no siga creciendo para soñar que se convierte en "pistacho". Soñar es una valentía gratuita siempre, y además es lícita cuando se ha pagado lo vivido suficientemente caro.

Había que empezar por uno mismo, tocaba autoexplorarse, succionar necrosis emocional, amarse a uno mismo incondicionalmente para poder dar lo mejor. En este caso al más importante de los demás: EL PADRE.


El más digno y saludable trabajo es la comprensión y compasión hacia ti mismo, nada que ver con compadecerse. 
Sanarse a uno mismo antes de proyectarse en el otro, luego intentar sanar a ese otro y, ya puedas lograrlo o no, gracias a la fuerza y la voluntad del intento sanarás así, a lo grande, una pequeña herida a la Madre Naturaleza. 

No va de autopromoción carnal, el amor hacia ti mismo se parece más a un dibujo delicado que a un selfie maniatado.
Si te dibujas en lugar de sobre-retratarte serán menos quienes te observen con energía extraña, encuentra el deleite de la mirada mágica en niños, animales y algunas adultas amabilidades.

Vamos a trazarnos, vamos a creernos, aunque sea por momentos, líderes de nuestra senda y, sólo entonces, de otras sendas. Para influir saludablemente no necesitaremos, jamás, ser popular.
Los auténticos líderes, los que inspiraron cambios, nunca conocieron los LIKES, infinidad de ellos murieron en el anonimato, probablemente hoy también lo harían.

Tienes derecho a ponerte cachondo con cualquier cosa, cualquier virtualidad que sólo busque salir del anonimato, pero seamos consciente de que lo inspirador no es tan estático como uno mismo y su pataleta «influencer».
Lo inspirador es una cadena tan extensa de criaturas y voluntades que es imposible encontrar quién la inició y aún menos quién va a culminarla.
Vamos a fortalecer ese diminuto eslabón que somos, para seguir luchando, sin creernos ni el último ni el primero. Sólo somos.


4/10/17

Jesús Mosterín - filósofo, activista, genio BIO-protector

"Hay que ir reformando las leyes para la defensa animal. Ya se reformaron en el siglo XIX para dar la libertad a los esclavos y en el XX para dar el voto a las mujeres. En Inglaterra y otros países también se hicieron leyes de protección animal desde el siglo XIX.
...
Es perfectamente posible que un día lleguen a la Tierra naves espaciles procedentes de otros sistemas planetarios y que estas naves estén tripuladas por animales exóticos muy distintos a los que conocemos y quizá más inteligentes que nosotros y tecnológicamente más avanzados. Quizás ello no ocurra nunca, pero quizás ocurra dentro de dos años."

Hoy 4 de octubre muere JESÚS MOSTERÍN, cáncer de pulmón por exposición al amianto.


ACTIVISTA EN DISTINTOS CAMPOS DE LA COMPASIÓN, mente internacionalmente conocida que deja de cobijarnos hoy 4 de octubre...
El mismo día que fue instituido para la celebración del Día Mundial del Animal en conmemoración del Santo Francisco de Asís, considerado como el primer humano que se concibió a si mismo en relación con todo lo creado, y que consideraba, sin importar la diferencia, que todos somos criaturas de Dios.
+++++++++++++++
“Una ética a la altura de nuestro tiempo no puede olvidar nuestra responsabilidad para con el resto de la biosfera, y en especial para con nuestros compañeros de penas y gozos sobre este planeta, los animales” J. Mosterín
«La clase política y judicial española es de un analfabetismo despampanante» J. MOSTERÍN.
++++++++++++++



2/10/17

Emito mis alaridos por los techos de este mundo

Walt Whitman

«No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
"Emito mis alaridos por los techos de este mundo",
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros "poetas muertos",
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los "poetas vivos".
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas ...»

"Mantente siempre de cara al sol - y las sombras caerán detrás de ti."
Keep your face always toward the sunshine - and shadows will fall behind you." walt_whitman

"Cualquier cosa que satisfaga el alma es cierta."

 "Whatever satisfies the soul is truth"


25/9/17

Edie Sedwick the best pictures - Cat Smoke






Edie con el gato que le regaló Bob Dylan, descendencia del felino de Dylan. Ella lo bautizó como "Smoke". Sedwick pierde al pequeño en el incendio de su habitación del Chelsea, se había trasladado allí tras un incendio anterior de la habitación de su apartamento, se quedó dormida mientras fumaba.

En el Chelsea, Leonard Cohen vivía al otro lado del pasillo, cuando conoció a Edie la advirtió sobre las velas que tenía en su habitación. Él estudiaba el uso budista del incienso y las velas, y estaba convencido de que las de Edie encima de la chimenea tenían un influjo maligno.
Los fatales pronósticos de Leonard Cohen se cumplieron y la habitación del hotel se incendió y "Smoke" murió, a Edie la encontraron tirada en el pasillo, desnuda y cubierta por una manta. Nadie quiso acercarse a ella.









Emerger con creatividad adentrándonos en el misterio del momento


JEFF FOSTER 

"A mi entender, todos nuestros problemas, todo nuestro sufrimiento y nuestros conflictos, tanto personales como globales, se derivan de un problema básico: la ignorancia de quiénes somos realmente. 

Hemos olvidado que somos inseparables de la vida y, como consecuencia, hemos empezado a temerla, y ese miedo nos ha hecho entrar en guerra con ella de maneras diversas.

Hemos empleado nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestras emociones y nuestros cuerpos para combatir lo único real, que es el momento presente. Y al intentar protegernos del dolor, el miedo, la tristeza, el malestar, el fracaso..., de todas aquellas partes de la vida que se nos ha condicionado a creer que son malas, negativas, tétricas o peligrosas, hemos dejado de estar verdaderamente vivos. 

La armadura que nos hemos puesto para protegernos de una plena experiencia de la vida se llama «yo individual»; pero en realidad no nos protege de nada, solo nos mantiene cómodamente anestesiados. 

El despertar espiritual —el darnos cuenta de que no somos quienes creemos ser — es la respuesta a este problema básico de la humanidad. 

Hoy en día existen innumerables libros sobre el tema, y al parecer se descubren constantemente enseñanzas antiguas a las que hasta hace muy poco solo había tenido acceso una minoría selecta. Pero cuidado, porque también aquí hay trampa: la espiritualidad puede convertirse fácilmente en una capa más de nuestra armadura y, en vez de favorecer nuestra apertura a la vida, desconectarnos todavía más. 

Muchos conceptos y tópicos espirituales como «el yo no existe», «este no es mi cuerpo» o «la dualidad es pura ilusión» pueden no ser más que nuevas creencias a las que aferramos, nuevas maneras de eludir la vida y apartarnos del mundo que acaben generando un sufrimiento aún mayor, a nosotros y a nuestros seres queridos. 

El despertar espiritual no tiene nada que ver con que estés más protegido; tiene que ver con que te des cuenta de que el ser que de verdad eres no necesita protección, de que el ser que de verdad eres es tan receptivo, tan libre, rebosa hasta tal punto de amor y profunda aceptación que permite que la vida en su totalidad penetre en él. 

La vida no puede hacerte daño, puesto que eres la vida. Por lo tanto, el momento presente no es un enemigo al que debas temer, sino un querido amigo al que abrazar. Así es, la verdadera espiritualidad no refuerza la armadura con la que te proteges de la vida; la destruye. 

El despertar espiritual es en realidad muy sencillo. Es el reconocimiento atemporal de quien eres realmente: la consciencia previa a la forma. 

Ahora bien, vivir en la práctica ese reconocimiento en la vida diaria, sin olvidarlo, perderlo de vista totalmente o dejar que se suba a la cabeza..., ahí, ahí es donde empieza la verdadera aventura de la vida, y ahí es donde, al parecer, muchos de los que recorren el camino espiritual se debaten y entran en lucha, da igual que sean buscadores que maestros. 

Una cosa es saber quién eres realmente cuando todo va sobre ruedas y tienes la sensación de que la vida te sonríe, y otra es recordarlo en momentos de máxima crispación, cuando todo se derrumba a tu alrededor, cuando las circunstancias te superan y se rompen los sueños. 

En medio del dolor físico y emocional, de las adicciones, los conflictos de pareja y los fracasos mundanos y espirituales, solemos sentirnos menos despiertos que nunca, y más separados de la vida, de los demás y de quienes somos realmente. Los felices sueños de iluminación pueden evaporarse en un instante, y parecer que la aceptación se halle a millones de kilómetros de distancia. 

Depende de nosotros interpretar la existencia humana de cada día, con sus complicaciones y su belleza, como algo que se ha de evitar, trascender o incluso aniquilar, o verla como lo que es realmente: un secreto y una constante invitación a despertar ahora, incluso aunque creamos que ya despertamos ayer. La vida, por su compasión infinita, no nos va a dejar dormirnos en los laureles.

Una profunda y confiada aceptación de cualquier cosa que la vida ponga en nuestro camino, no se trata de practicar una rendición pasiva ni un frío desapego, sino de emerger con creatividad adentrándonos en el misterio del momento."  Jeff Foster