6/10/17

Diario incierto V

Quinto ingreso desde la primera y exitosa operación.

Cuarto ingreso de Enrique en estos últimos cuatro meses, cuatro meses de fiebres irrefrenables. 
El segundo remedio operativo había sido peor que la propia enfermedad potencialmente mortal, pues una operación sólo puede salir bien, en un cuerpo abierto lo regular no tiene cabida. 
En cuestión de vísceras y sangre las medias tintas no pintan nada.

Aquel cirujano sólo nos vio una vez, no parecía un tipo frío, y en lo suyo tenía fama de ser una máquina. Pero a aquel cirujano sólo lo vimos una vez, de manera rápida y atropellada, seguro que en lo suyo seguía siendo esa máquina. 
Sin embargo en estas tesituras el resto no somos más que humanos, con el único recurso de encontrar valor y paz mediante la empatía, conexión de lectura en los ojos para ampliar la mirada un poco más allá de un aséptico sondeo de palabras.

Un poco de tiempo para el posible sanador, ya sea poniendo el énfasis en los detalles de lo que pueda ocurrir, ya sea dilatando el encuentro en una visión más naif, según sea más conveniente, que lo decidan los que de ello entienden. Unos minutos de vasta calidad bastan.
Un poco de tiempo para el posible sanado, para conocer al que le abrirá, o para tener la sensación de que el abierto se está dando a conocer, según sea más conveniente, que lo decidan los que de ello entienden. Unos minutos de vasta calidad bastan. 

Qué sabia fue Patricia Martínez Martínez cuando intervino al padre de Esther de pulmón, cirujana con manos de amiga y tono capaz de desinfectar las más acojonadas almas. Sin disimular los peligros, sin esconder una sola piedra del camino. Menuda proeza.  

Aquel segundo cirujano también era un buen hombre que debió sentir mucho su carnicería, Esther estaba convencida, igual que lo estaba de que las carnicerías eran más probables cuando entre interventor e intervenido no había previamente más que un formalismo gélido y rápido. A la buena suerte hay como mínimo que calentarla, pues a veces ni con eso.

Estando como estamos desprovistos de cualquier máquina del tiempo, no pudiendo ni cambiar una coma de este reciente pasado, quedaba únicamente fortalecerse para seguir apostando por una estabilidad del mal, cronificar lo indeseable, hacerse colega de "La castaña", encontrar el modo de que no siga creciendo para soñar que se convierte en "pistacho". Soñar es una valentía gratuita siempre, y además es lícita cuando se ha pagado lo vivido suficientemente caro.

Había que empezar por uno mismo, tocaba autoexplorarse, succionar necrosis emocional, amarse a uno mismo incondicionalmente para poder dar lo mejor. En este caso al más importante de los demás: EL PADRE.


El más digno y saludable trabajo es la comprensión y compasión hacia ti mismo, nada que ver con compadecerse. 
Sanarse a uno mismo antes de proyectarse en el otro, luego intentar sanar a ese otro y, ya puedas lograrlo o no, gracias a la fuerza y la voluntad del intento sanarás así, a lo grande, una pequeña herida a la Madre Naturaleza. 

No va de autopromoción carnal, el amor hacia ti mismo se parece más a un dibujo delicado que a un selfie maniatado.
Si te dibujas en lugar de sobre-retratarte serán menos quienes te observen con energía extraña, encuentra el deleite de la mirada mágica en niños, animales y algunas adultas amabilidades.

Vamos a trazarnos, vamos a creernos, aunque sea por momentos, líderes de nuestra senda y, sólo entonces, de otras sendas. Para influir saludablemente no necesitaremos, jamás, ser popular.
Los auténticos líderes, los que inspiraron cambios, nunca conocieron los LIKES, infinidad de ellos murieron en el anonimato, probablemente hoy también lo harían.

Tienes derecho a ponerte cachondo con cualquier cosa, cualquier virtualidad que sólo busque salir del anonimato, pero seamos consciente de que lo inspirador no es tan estático como uno mismo y su pataleta «influencer».
Lo inspirador es una cadena tan extensa de criaturas y voluntades que es imposible encontrar quién la inició y aún menos quién va a culminarla.
Vamos a fortalecer ese diminuto eslabón que somos, para seguir luchando, sin creernos ni el último ni el primero. Sólo somos.


4/10/17

Jesús Mosterín - filósofo, activista, genio BIO-protector

"Hay que ir reformando las leyes para la defensa animal. Ya se reformaron en el siglo XIX para dar la libertad a los esclavos y en el XX para dar el voto a las mujeres. En Inglaterra y otros países también se hicieron leyes de protección animal desde el siglo XIX.
...
Es perfectamente posible que un día lleguen a la Tierra naves espaciles procedentes de otros sistemas planetarios y que estas naves estén tripuladas por animales exóticos muy distintos a los que conocemos y quizá más inteligentes que nosotros y tecnológicamente más avanzados. Quizás ello no ocurra nunca, pero quizás ocurra dentro de dos años."

Hoy 4 de octubre muere JESÚS MOSTERÍN, cáncer de pulmón por exposición al amianto.


ACTIVISTA EN DISTINTOS CAMPOS DE LA COMPASIÓN, mente internacionalmente conocida que deja de cobijarnos hoy 4 de octubre...
El mismo día que fue instituido para la celebración del Día Mundial del Animal en conmemoración del Santo Francisco de Asís, considerado como el primer humano que se concibió a si mismo en relación con todo lo creado, y que consideraba, sin importar la diferencia, que todos somos criaturas de Dios.
+++++++++++++++
“Una ética a la altura de nuestro tiempo no puede olvidar nuestra responsabilidad para con el resto de la biosfera, y en especial para con nuestros compañeros de penas y gozos sobre este planeta, los animales” J. Mosterín
«La clase política y judicial española es de un analfabetismo despampanante» J. MOSTERÍN.
++++++++++++++



2/10/17

Emito mis alaridos por los techos de este mundo

Walt Whitman

«No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
"Emito mis alaridos por los techos de este mundo",
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros "poetas muertos",
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los "poetas vivos".
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas ...»

"Mantente siempre de cara al sol - y las sombras caerán detrás de ti."
Keep your face always toward the sunshine - and shadows will fall behind you." walt_whitman

"Cualquier cosa que satisfaga el alma es cierta."

 "Whatever satisfies the soul is truth"


25/9/17

Edie Sedwick the best pictures - Cat Smoke






Edie con el gato que le regaló Bob Dylan, descendencia del felino de Dylan. Ella lo bautizó como "Smoke". Sedwick pierde al pequeño en el incendio de su habitación del Chelsea, se había trasladado allí tras un incendio anterior de la habitación de su apartamento, se quedó dormida mientras fumaba.

En el Chelsea, Leonard Cohen vivía al otro lado del pasillo, cuando conoció a Edie la advirtió sobre las velas que tenía en su habitación. Él estudiaba el uso budista del incienso y las velas, y estaba convencido de que las de Edie encima de la chimenea tenían un influjo maligno.
Los fatales pronósticos de Leonard Cohen se cumplieron y la habitación del hotel se incendió y "Smoke" murió, a Edie la encontraron tirada en el pasillo, desnuda y cubierta por una manta. Nadie quiso acercarse a ella.









Emerger con creatividad adentrándonos en el misterio del momento


JEFF FOSTER 

"A mi entender, todos nuestros problemas, todo nuestro sufrimiento y nuestros conflictos, tanto personales como globales, se derivan de un problema básico: la ignorancia de quiénes somos realmente. 

Hemos olvidado que somos inseparables de la vida y, como consecuencia, hemos empezado a temerla, y ese miedo nos ha hecho entrar en guerra con ella de maneras diversas.

Hemos empleado nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestras emociones y nuestros cuerpos para combatir lo único real, que es el momento presente. Y al intentar protegernos del dolor, el miedo, la tristeza, el malestar, el fracaso..., de todas aquellas partes de la vida que se nos ha condicionado a creer que son malas, negativas, tétricas o peligrosas, hemos dejado de estar verdaderamente vivos. 

La armadura que nos hemos puesto para protegernos de una plena experiencia de la vida se llama «yo individual»; pero en realidad no nos protege de nada, solo nos mantiene cómodamente anestesiados. 

El despertar espiritual —el darnos cuenta de que no somos quienes creemos ser — es la respuesta a este problema básico de la humanidad. 

Hoy en día existen innumerables libros sobre el tema, y al parecer se descubren constantemente enseñanzas antiguas a las que hasta hace muy poco solo había tenido acceso una minoría selecta. Pero cuidado, porque también aquí hay trampa: la espiritualidad puede convertirse fácilmente en una capa más de nuestra armadura y, en vez de favorecer nuestra apertura a la vida, desconectarnos todavía más. 

Muchos conceptos y tópicos espirituales como «el yo no existe», «este no es mi cuerpo» o «la dualidad es pura ilusión» pueden no ser más que nuevas creencias a las que aferramos, nuevas maneras de eludir la vida y apartarnos del mundo que acaben generando un sufrimiento aún mayor, a nosotros y a nuestros seres queridos. 

El despertar espiritual no tiene nada que ver con que estés más protegido; tiene que ver con que te des cuenta de que el ser que de verdad eres no necesita protección, de que el ser que de verdad eres es tan receptivo, tan libre, rebosa hasta tal punto de amor y profunda aceptación que permite que la vida en su totalidad penetre en él. 

La vida no puede hacerte daño, puesto que eres la vida. Por lo tanto, el momento presente no es un enemigo al que debas temer, sino un querido amigo al que abrazar. Así es, la verdadera espiritualidad no refuerza la armadura con la que te proteges de la vida; la destruye. 

El despertar espiritual es en realidad muy sencillo. Es el reconocimiento atemporal de quien eres realmente: la consciencia previa a la forma. 

Ahora bien, vivir en la práctica ese reconocimiento en la vida diaria, sin olvidarlo, perderlo de vista totalmente o dejar que se suba a la cabeza..., ahí, ahí es donde empieza la verdadera aventura de la vida, y ahí es donde, al parecer, muchos de los que recorren el camino espiritual se debaten y entran en lucha, da igual que sean buscadores que maestros. 

Una cosa es saber quién eres realmente cuando todo va sobre ruedas y tienes la sensación de que la vida te sonríe, y otra es recordarlo en momentos de máxima crispación, cuando todo se derrumba a tu alrededor, cuando las circunstancias te superan y se rompen los sueños. 

En medio del dolor físico y emocional, de las adicciones, los conflictos de pareja y los fracasos mundanos y espirituales, solemos sentirnos menos despiertos que nunca, y más separados de la vida, de los demás y de quienes somos realmente. Los felices sueños de iluminación pueden evaporarse en un instante, y parecer que la aceptación se halle a millones de kilómetros de distancia. 

Depende de nosotros interpretar la existencia humana de cada día, con sus complicaciones y su belleza, como algo que se ha de evitar, trascender o incluso aniquilar, o verla como lo que es realmente: un secreto y una constante invitación a despertar ahora, incluso aunque creamos que ya despertamos ayer. La vida, por su compasión infinita, no nos va a dejar dormirnos en los laureles.

Una profunda y confiada aceptación de cualquier cosa que la vida ponga en nuestro camino, no se trata de practicar una rendición pasiva ni un frío desapego, sino de emerger con creatividad adentrándonos en el misterio del momento."  Jeff Foster


18/9/17

Ghost in the Shell - humanity is our virtue

"Nos aferramos a los recuerdos como si nos definieran, pero son nuestras acciones lo que nos define. Mi espíritu sobrevivió para recordar a los próximos que... la humanidad es nuestra virtud.

Yo sé quién soy, y qué he venido a hacer"

"We cling to memories as if they define us. But what we do defines us. My ghost survived to remind the next of us that... humanity is our virtue. 
I know who I am, and what I'm here to do."









Major: For someone who doesn't like people, how come you care about dogs so much?
Batou: Don't know. I just like strays and they like me.
Major: They like you because you feed them.
Batou: You got no heart.

Richard Davidson - HEALTHY MIND

Richard Davidson es doctor en Neuropsicología, investigador en neurociencia afectiva. Nació en Nueva York y vive en Madison (Wisconsin), donde es profesor de Psicología y Psiquiatría en la universidad. Cree en la amabilidad, en la ternura y en la bondad, pero afirma que para ello debemos entrenarnos.
Su investigación se centra en las bases neuronales de la emoción y los métodos para promover desde la cienciael florecimiento humano, incluyendo la meditación y las prácticas contemplativas. Fundó y preside el Centro de Investigación de Mentes Saludables en la Universidad de Wisconsin-Madison, donde se llevan a cabo investigaciones interdisciplinarias con rigurosidad científica sobre las cualidades positivas de la mente, como la amabilidad y la compasión.
Ha cosechado importantes premios y está considerado una de las cien personas más influyentes del mundo según la revista Time. Tiene multitud de investigaciones y varios libros publicados. Ha ofrecido un seminario para Estudios Contemplativos en Barcelona.
"Yo investigaba los mecanismos cerebrales implicados en la depresión y en la ansiedad. Cuando estaba en mi segundo año en Harvard se cruzó en mi camino la meditación y me fui a la India a investigar cómo entrenar mi mente. Obviamente mis profesores me dijeron que estaba loco, pero aquel viaje marcó mi futuro. 
Descubrí que una mente en calma puede producir bienestar en cualquier tipo de situación. Y cuando desde la neurociencia me dediqué a investigar las bases de las emociones, me sorprendió ver cómo las estructuras del cerebro pueden cambiar en tan sólo dos horas. Hoy podemos medirlo con precisión. 
Llevamos a meditadores al laboratorio; y antes y después de meditar les tomamos una muestra de sangre para analizar la expresión de los genes. Y vemos cómo en las zonas en las que había inflamación o tendencia a ella, esta des­ciende abruptamente. Fueron descubrimientos muy útiles para tratar la depresión. 

Pero en 1992 ­conocí al Dalái Lama y mi vida cambió. “Admiro vuestro trabajo, me dijo, pero considero que estáis muy centrados en el estrés, la ansiedad y la depresión; ¿no te has planteado enfocar tus estudios neurocientíficos en la amabilidad, la ternura y la compasión?”. 
Le hice la promesa al Dalái Lama de que haría todo lo posible para que la amabilidad, la ternura y la compasión estuvieran en el centro de la investigación. Palabras jamás nombradas en ningún estudio científico. Que hay una diferencia sustancial entre empatía y compasión. La empatía es la capacidad de sentir lo que sienten los demás. La compasión es un estadio superior, es tener el compromiso y las herramientas para aliviar el sufrimiento. Los circuitos neurológicos que llevan a la empatía o a la compasión son diferentes. La ternura parte del circuito de la compasión. Una de las cosas más importantes que he descubierto sobre la amabilidad y la ternura es que se pueden entrenar a cualquier edad. Los estudios nos dicen que estimulando la ternura en niños y adolescentes mejoran sus resultados académicos, su bienestar emocional y su salud.
Para el entrenamiento les hacemos llevar a su mente a una persona próxima a la que aman, revivir una época en la que esta sufrió y cultivar la aspiración de librarla de ese sufrimiento. Luego ampliamos el foco a personas que no les importan y finalmente a aquellas que les irritan. Estos ejercicios reducen sustancialmente el bullying en las escuelas. 
Una de las cosas más interesantes que he visto en los circuitos neuronales de la compasión es que la zona motora del cerebro se activa: la compasión te capacita para moverte, para aliviar el sufrimiento.
Queremos implantar el programa HEALTHY MINDS - MENTES SANAS, fue otro de los retos que me lanzó el Dalái Lama, y hemos diseñado una plataforma mundial para diseminarlo. El programa tiene cuatro pilares: la atención; el cuidado y la conexión con los otros; la apreciación de ser una persona saludable (encerrarse en los propios sentimientos y pensamientos es causa de depresión) y, por último, tener un propósito en la vida, algo que está intrínsecamente relacionado con el bienestar. He visto que la base de un cerebro sano es la bondad, y la entrenamos en un entorno científico, algo que no se había hecho nunca. Ha de aplicarse a través de distintos niveles: educación, sanidad, gobiernos, empresas internacionales…
Y también a través de los que han potenciado este mundo oprimido en el que vivimos, por eso soy miembro del consejo del Foro Económico Mundial de Davos, para convencer a los líderes de que hay que hacer accesible lo que sabe la ciencia sobre el bienestar. Convencer mediante pruebas científicas. Les expongo, por ejemplo, una investigación que hemos realizado en distintas culturas: si interactúas con un bebé de seis meses a través de dos marionetas, una que se comporta de forma egoísta y otra amable y generosa, el 99% de los niños prefieren el muñeco cooperativo.
Aunque la cooperación y la amabilidad son innatas, también son frágiles, si no se cultivan se pierden, por eso yo, que viajo muchísimo (una fuente de estrés), aprovecho los aeropuertos para enviar mentalmente a la gente con la que me cruzo buenos deseos, y eso cambia la calidad de la experiencia. El cerebro del otro lo percibe. La vida son sólo secuencias de momentos, si encadenas esas secuencias, la vida cambia. Cultivar la amabilidad es mucho más efectivo que centrarse en uno mismo. Son circuitos cerebrales distintos. A mí no me interesa la meditación en sí misma sino cómo acceder a los circuitos neuronales para cambiar tu día a día, y ya sabemos cómo hacerlo."

FUENTE: RESPUESTAS ENCADENADAS A TRAVÉS DE LA GRAN ENTREVISTA DE IMA SANCHÍS PARA LA VANGUARDIA
"I made the promise to the Dalai Lama that I would do everything possible so that kindness, tenderness, and compassion were at the center of the investigation. Words never named in any scientific study.
There is a substantial difference between empathy and compassion. Empathy is the ability to feel what others feel. Compassion is a superior stage, it is to have the commitment and tools to alleviate suffering. Neurological circuits that lead to empathy or compassion are different.

One of the most interesting things I've seen in neural circuits of compassion is that the motor area of the brain is activated: compassion enables you to move, to relieve suffering." RICHARD DAVIDSON

To the bone - making of - Hasta los huesos

Título original
To the Bone
Año
Duración
107 min.
País
Estados Unidos
Director
Marti Noxon
Guion
Marti Noxon
Música
Fil Eisler
Fotografía
Richard Wong
Reparto
Lily Collins, Keanu Reeves, Lili Taylor, Carrie Preston, Liana Liberato, Brooke Smith,Kathryn Prescott, Ciara Bravo, Michael B. Silver, Hana Hayes, Rebekah Kennedy,Alex Sharp, Maya Eshet, Yindra Zayas, Joanna Sanchez
Productora
Netflix / Sparkhouse Media
Género
Drama | Enfermedad. Cine independiente USA
Web oficial
https://www.netflix.com/title/80171659

 Una joven anoréxica llamada Ellen (Lily Collins) empieza un tratamiento poco convencional en un centro donde crea lazos con otros internos que también sufren trastornos alimentarios.
En este centro, Ellen será sorprendida por un fan de sus dibujos publicados en internet. La admiración, la mera atracción física y la necesidad de apoyo en una enfermedad tan dura complicarán las claves para una plena confianza. 

A young anorexic named Ellen (Lily Collins) begins an unconventional treatment at a center where she creates ties with other inmates who also suffer from eating disorders.
In this center, Ellen will be surprised by a fan of her drawings published in Internet. Admiration, mere physical attraction and the need for support in such a severe illness will complicate the keys to full confidence.












11/9/17

En man som heter Ove - Un hombre llamado Ove


Duración
116 min.
País
Suecia
Director
Hannes Holm
Guion
Hannes Holm (Novela: Fredrik Backman)
Música
Gaute Storaas
Fotografía
Göran Hallberg
Reparto
Rolf Lassgård, Bahar Pars, Filip Berg, Ida Engvoll, Tobias Almborg, Klas Wiljergård,Chatarina Larsson, Börje Lundberg, Stefan Gödicke, Johan Widerberg,Anna-Lena Brundin, Nelly Jamarani, Zozan Akgün, Viktor Baagøe, Simon Edenroth,Poyan Karimi, Maja Rung, Simeon Da Costa Maya, Jessica Olsson
Productora
Film i Väst / Nordisk Film / Nordsvensk Filmunderhallning / Sveriges Television (SVT) / Tre Vänner Produktion AB
Género
DramaComedia | Vejez. Amistad. Comedia dramática. Comedia negra



Ove (Rolf Lassgård), de 59 años, es un hombre arisco que perdió la fe tras la muerte de su amadísima.
Intentar suicidarse es una costumbre que comienza a tambalearse cuando una hiperactiva familia se convierte en vecinos. Ove sacará entonces el gato superviviente y parcialmente meloso que todos llevamos dentro.
--------------------------------------------------------------
Ove (Rolf Lassgård), 59, is a rude man who lost faith after the death of his beloved.
Trying to commit suicide is a habit that begins to wobble when an overactive family becomes neighbors. Ove will then pull out the surviving and partially honeyed cat we all carry inside.







L'étudiante et Monsieur Henri - making of


País
Francia
Director
Ivan Calbérac
Guion
Ivan Calbérac (Obra: Ivan Calbérac)
Música
Laurent Aknin
Fotografía
Vincent Mathias
Reparto
Claude Brasseur, Guillaume de Tonquédec, Noémie Schmidt, Frédérique Bel,Thomas Solivéres, Valérie Kéruzoré, Stéphan Wojtowicz, Antoine Glemain
Productora
Mandarin Films / StudioCanal / France 2 Cinéma / Les Belles Histoires Productions / Canal+ / Orange Cinéma Séries / France Télévisions / Angoa-Agicoa
Género
Comedia | Comedia dramática. Vejez


Por petición de su hijo, el señor Henri acepta a regañadientes alquilar una habitación para así no estar solo a su edad. 
La elegida es una joven estudiante, Constance Piponnier, una adorable y bella chica que no acierta nunca en sus planes hasta que Henri y su piano liberan sus polvorientos y sobreprotegidos encantos.
---------------------------------------------------
At the request of his son, Mr. Henri reluctantly agrees to rent a room so as not to be alone at his age.

The chosen one is a young student, Constance Piponnier, a lovely and beautiful girl who never succeeds in her plans until Henri and his piano release their dusty and overprotected charms.