9/6/08

Submundos deluxe

Hoy estamos de fiesta en Murcia, es el día de la región.
Últimamente anda enfadada por la mala prensa que le ha dado el timazo del reciclaje, a ver si se soluciona rápidamente, ya que son miles de millones invertidos en una planta que no rula y miles de personas que seguimos reciclando por si algún cartón se cuela en su sitio por casualidad, nunca se sabe (como ya hemos comprobado).

En el día de la región recordamos que Murcia tiene uno de los fondos marinos más valorados de Europa.




Ayer fue el día de los Océanos, en el que se recordó que:

-El 75% de las especies útiles al hombre están sobrexplotadas, o siendo explotadas al límite de su capacidad.

-El 90% de la población de los grandes peces, (tiburones, atunes, albacoras, etc) ha desaparecido de los océanos desde el surgimiento de la pesca industrial.

-500 toneladas de tiburón se requieren para obtener unas 12 toneladas de aletas, vendidas como afrodisíaco en Asia. El animal se caza, se mutila y se devuelve vivo al mar, donde muere ahogado y desangrado.

-Por cada merluza pescada, dos son devueltas al mar por no alcanzar la talla mínima para ser vendida. Muchas veces los peces han muerto antes de ser devueltos.

-En Chile, el 80 por ciento de los recursos es explotado por los industriales, que entregan sólo el 20 por ciento de los empleos de la actividad pesquera (el 80 por ciento restante de la fuerza laboral está en la pesca artesanal).

-Se requiere entre tres y cinco kilos de pescado, para producir sólo un kilo de salmón.

-La industria salmonera instalada en la Décima región chilena, arroja desechos directamente al mar equivalentes a los de una ciudad con 6 millones de habitantes.

-Los costos ambientales de la salmonicultura en nuestro país durante los últimos 15 años, superan los 2.200 millones de dólares.

-Más de 38 millones de personas viven de la pesca y la acuicultura alrededor del mundo. Además, la pesca da trabajo indirecto a más de 200 millones de personas.

-Si este ritmo de sobrexplotación continua, la FAO prevee que en cuatro años se vivirá un colapso global de las pesquerías, afectando a más de 2.500 millones de personas que obtienen del mar su principal fuente de proteínas.