8/9/08

Como la espuma, la consciencia aparece y desaparece.


Es en verano cuando de verdad soy consciente de si avanzo o voy para atrás como los cangrejos. Desde hace unos poquísimos años, cada verano es mejor.

Millones de personas viven estos días el etiquetado "síndrome post-vacacional", el duro tránsito de una mayor consciencia y libertad a convertirte en un pobre robot acelerado o disimulado. Con todas sus funciones programadas para sí mismo.



"La vida es como la espuma, por eso hay que darse como el mar."
("Y tu mamá también", AlFonso Cuarón, 2001)
Fotos: verano 08