21/1/09

When the Levees Broke: A Requiem in Four Acts

Anoche la 2 emitío sólo tres meses después de su estreno mundial "W", la bio de George Bush by Oliver Stone.

Todo un acontecimiento poder visionar, justo después de la jura de Obama, la vida y "obra" del ya ex-presidente.

Como de política entiendo tanto como Espinete aleccionado por Caponata no me enteré ni de la mitad, lo que sí pillé me pareció aburrido, rodado y montado al estilo más clasicón. Me esperaba algo más arriesgado, aunque fuera sólo visualmente, que si algo tiene el personaje es que a cantoso no le gana nadie. En general supongo que está más que lograda, es decir, todo el tiempo sabes que es ÉL, no dudas de ninguna de las secuencias, pero hay tantos momentos de tedio mortal como para acabar pasando de su cara. Peligrosa pérdida de interés. Pero al fin y al cabo Oliver Stone es más que grande, sus razones tendrá para que al retratar su vida acabemos simpatizando con los perros de Bush y restándole toda atención al dueño.

La noche anterior a dicho estreno, el canal cinematk emitió "When the Levees Broke: A Requiem in Four Acts", un espeluznante documental donde Spike Lee primero desmenuza y luego tritura cada aspecto de las consecuencias del huracán que en agosto del 2005 destroya zonas del centro y sur de Estados Unidos. Cómo la falta absoluta de implicación del propio gobierno tras el huracán supera de incalculable manera a la mismísima fuerza natural llamada Katrina. Una obra desgraciadamente maestra que desvela a un presidente capaz de crear una versión reducida y acuática del holocausto sin que se le dilate un solo poro.
Un documento que absolutamente nadie debería perderse si quiere saber qué pasta ha cocido el mundo en los últimos años.

Afortunadamente es tiempo de cambios, es todo lo que me hace falta entender políticamente. Bienvenido, Obama, aunque sólo sea porque como mínimo pondrás más color.