3/1/10

Tu cine es mágico?

Ante el desencanto de nuestras emociones recurrimos tarde o temprano siempre al mismo sitio, recurrimos al sumo psicólogo, como si fuera a guiarnos por ese pasadizo capaz de convertirnos en John Malkovich, o en cualquier otro que no sea uno mismo; otra mala costumbre más que sumar a las doce uvas de la noche final, aun cuando llevemos décadas comprobando en nuestras propias carnes que acabar el año con cara de hamster bulímico no da suerte alguna.

(leer más)