25/4/10

Rosa Regás.

Dice el director de teatro Adolfo Marsillach que, afortunadamente, con los años, la pasión amorosa se mitiga y que eso es un alivio. ¿Usted lo cree?

Sí, posiblemente se apacigua. A veces porque se ha encontrado al ser con el que compartir la vida y la angustia desaparece, y a veces sólo porque se pierden las ganas de todo. Por eso encuentro apasionante la literatura, porque eres los personajes y vives sus pasiones.



¿La experiencia vital es fundamental para escribir?

Sí que lo es. Pero no hay que confundirlo con la actividad. La experiencia vital es mirar, razonar, comparar, y eso se puede hacer desde la cama. No hace falta tirarse en paracaídas para sentir la emoción del riesgo, ni tener 27 amantes para conocer el amor. Kafka no hizo más que ir de su casa a la oficina y, sin embargo, sus novelas nos fascinan y aterran por sus vivencias. Se trata de algo interior.

Rosa Regás entrevistada por Maya Simínovich.

_______________________________________