21/7/10

SORIA MORIA

"También tú y yo juramos que no nos separarían. Bailábamos juntas. ¿Te acuerdas? Nos encantaba bailar, y éramos inseparables... Eso ocurrió hace veinte años. Lo vivió otra persona.
(...) Había, en el centro de la existencia, de cada día, un agujero negro que era la desesperación, y a veces Lola sobresalía de él. Otras, el agujero exigía víctimas, y obligaba a Dolores a convertirse en un vampiro para proporcionarle vidas."


SORIA MORIA - ESPIDO FREIRE

No hay comentarios:

Publicar un comentario