24/10/11

"La raza humana, a la que tantos de mis lectores pertenecen, se ha dedicado a juegos infantiles desde el principio, y es probable que siga haciendolo hasta el fin, lo cual es un fastidio para las pocas personas que alcanzan la madurez. Uno de los juegos que más le divierten se llama "Estafa al profeta". Los jugadores escuchan con atención y respeto todo cuanto predicen los hombres inteligentes para la próxima generación. Después esperan a que todos los hombres inteligentes se hayan muerto y los entierren como es debido. Y entonces van y hacen otra cosa. Esto es todo. Sin embargo, para una raza de gustos sencillos es una gran diversión." Chesterton.

No hay comentarios:

Publicar un comentario