4/10/11

Una simple aplicación del "amigo Mark" puede hacer pozo en lugar de mella, que ahora las imágenes de facebook salgan a lo grande sin un filtro con el que controlar lo que no querrías ver y retener en la memoria durante toda tu puta vida, hace que en solo una semana me haya tragado una brutal dosis de realidad que ya la querríamos como fijos titulares en las peores pesadillas de grandes corporaciones, políticos, bankeros y todo tipo de organismos dedicados a cualquier cosa menos a dar vida orgánica.
No me hace falta ver más horror para saber dónde estoy metida, nos hace falta saber si ese mismo retrato llega a donde tiene que llegar. La invasión de terribles imágenes al final puede insensibilizar. No olvidemos llorar, gritar o dar un porrazo al ordenador cada vez que encontremos una de tantas madres africanas que entierran a sus hijos como arañas hinchadas de aire o un perro al que han descuartizado para exhibir sus pedazos en internet. Confío en que el genio de MarK añada pronto una alternativa a tan gratuito tráfico de imágenes. Mientras sería estupendo que se evitara debatir y hacer "murales" sobre el hambre si no haces una aportación económica o de voluntariado de manera periódica.

Hoy quiero dibujos, salir de la realidad de millones de personas que no dan un duro e intercambian fotos espeluznantes como cromos. Hoy voy a creer en colores y luces que cada vez nos resultan más ajenos y pueriles.
Comparto este vídeo que pertenece a TOM TOM CLUB, formado en 1981 por el matrimonio Tina Weymouth y Chris Frantz, más conocidos por ser miembros de TALKING HEADS.