4/1/12

VicK, "liKe a Killer-Star"

Y aquí estoy como cualquiera, sólo de paso, deseando miles de cosas livianas mientras a la vez creo que puedo aportar a lo que considero importante. Miles de deseos sencillos, como calzarme mis converse para saltarle a un buen concierto. Las que tengo no las pienso tirar, estuvieron a pocos metros de Madonna, Astbury, Lemmy, Dave Gahan, The Doors... Bailaron sobre grandísimos momentos antes de resbalarse, antes de que la-marca-de-las-marcas se desmarcara del sentido común y de una mínima sensibilidad, que siempre viene a ser lo mismo. Estaba deseando que mis zapatillas tuvieran competencia y se repartieran el protagonismo con hermanas de distintos colores. Hasta conocer la vomitiva decisión de Nike, volver a contratar a uno de los mayores hijos de puta que pueblan la escena psycho-deportiva, Michael Vick. De todas las imágenes que ilustran el estado en el que quedan los perros que son sometidos a torturas para llevar al máximo su instinto de "ataque defensivo", he escogido la menos fuerte. Si quieres conocer el alcance real de las consecuencias físicas y psicológicas, en google puedes encontrar escenas que te costará creer. Esta basura revitalizada no debió salir nunca vivo de la cárcel, pero no sólo sale coleando sino que vuelve a "ConVertirse" en estrella mediática. Si Adidas se manchó de sangre con el peruyaco chándal torero ahora Nike, cómo no, logra estar muy por encima, con Michael Vick no hay manera de saber toda la sangre que le saca de ventaja. Cualquier cosa con tal de ganar, cualquier cosa con tal de hacerlo. Just Do It.