12/7/12

"Para la mayoría de mujeres aleladas a las que han lavado el cerebro, el matrimonio representa la experiencia culminante de la vida; en cambio, para los hombres es una cuestión de eficacia logística: el varón consigue cama, comida, lavandería, televisión, descendencia y demás servicios, todos bajo un mismo techo... El cambio para la mujer el matrimonio supone la rendición. La mujer renuncia a la lucha y, a partir de ese momento, cede toda acción decisiva e interesante a su marido, que ha prometido cuidar de ella. Las mujeres viven más tiempo que los hombres porque en realidad nunca han vivido de verdad." TOM ROBBINS.

AHORA Y SIEMPRE (Diane Keaton, memorias)