1/8/12

Hay un excedente en el mundo de dolor, y hay un excedente en el mundo de personas.
Ambos excedentes parecen estar del todo vinculados, muchas veces y durante mucho tiempo tiene que enfadarse la naturaleza y cualquier otra fuerza no controlable para estar a la altura de los males de la humanidad.
Quienes manejan los hilos de los que nos colgamos nunca se ocuparán del mayor problema de todos, la superpoblación. Capitalismo y plaga humana van de la mano sin un solo cuestionamiento de cómo la plaga devasta espacio físico y ánimos inmateriales. Devasta incluso el medio en el que la plaga pretende reproducirse con el único apoyo de una paradoja de bajo presupuesto.
Más es Más. Y cuando este par de Más se alían, todo se vuelve menos.

En "LIBERTAD", Jonathan Franzen desarrolla este ignorado maleficio universal a pesar también de no poder escapar del encierro paradójico: la precisión del genio humano y la valiente objetividad de quien parece no pertenecer a plaga alguna, mucho menos a la humana.