4/9/12

Ha sido hace apenas unos meses cuando descubrí las maravillas del canal 7 región de Murcia 7RM. Como aficionada al mundo audiovisual me parecía un lujo poder grabar programas que recogían con profesional y cuidada edición las vistas más maravillosas de nuestra región, en especial me deleitaba con Cabo de Palos, así como descubrir información tan curiosa que me convertía en una privilegiada turista asentada en tierra recién descubierta. Estos días disfrutaba de prácticamente todos los programas, excepto aquellos con ramalazo taurino y otros costumbrismos de alcornoque. Y justo cuando más enganchadica estaba, me quitan my new drug. Privatizan el canal y más de 200 trabajadores han quedado desubicados..., trabajadores que han demostrado sobradamente su capacidad creativa, técnica y práctica. Y digo práctica porque programas como CÉNTIMOS DE VIDA me parecen fruto de ideas valientes, con una realización de lujo y una función social para quitarse el sombrero, los guantes y hasta los calcetines, quien tenga la suerte de tenerlos.

Con MURCIANOS POR EL MUNDO amigos y conocidos del pasado te sorprenden en tiempo presente, personas de las que no sabías nada y que incluso, por qué no decirlo, te parecían algo paraditos, aparecen hiperactivos al otro lado del mundo. Todo un puntazo descubrir la vida que lleva mi compañero de instituto Iñaki en Dubai, por ejemplo.

Adorándolos como los adoro, también he grabado algunos reportajes de animales. Casualidades de la vida, anoche la programación se despedía con EL ARCA DE NOÉ, un especial que recogía con todo detalle el caso de extremo abandono y maltrato de más de 100 perros encontrados en Bullas, unas imágenes muy duras pero una gran satisfacción por partida doble, ver las caras de esos animalistas que implican alma y piel en casos "perdidos" y la gran importancia de que un equipo consiga difundir largo y tendido por televisión algo tan poco considerado por la sociedad. Anoche me acosté algo hechizada con el 7, con la sensación de haber descubierto una interesante fuente de formatos alternativos, hoy me levanto descubriendo que los contenidos programados han desaparecidos.
Veremos qué depara la redifusión, por el momento esta noche laTalavera no para de comernos la oreja con su calenturienta afición por los matadores. No parece una buena señal, no.