6/2/13

Era un lugar íntimo a la vista de todos, expuesto pero intocable, una fortaleza que no aceptaba respuestas, sentía rechazo por la importancia que se le atribuía siempre a la pregunta. No había nada de malo en no necesitar respuestas de nadie, mientras que ese mismo lugar no vendiera sentencias a sus semejantes.