9/1/15

DIOS

No es justo demonizar la fe, aunque quienes se hayan adueñado de ella la hayan utilizado a lo largo de la historia del mundo para destrozarlo.

Según OSHO y otros místicos, ser realmente religioso es todo lo contrario a ser fanático.
Pues las personas auténticamente religiosas no se venden a ninguna institución que dicte reglas de percepción. Tienen una concepción mágica de la vida, son humildes a la hora de definir la misteriosa existencia, dudan de todo y sólo saben que hay miles de cosas que se escapan al razonamiento, lo que les lleva a contemplar la posibilidad de la existencia de dios, sin ninguna radicalidad. A veces descubrieron que, si pedían un noble deseo con muchísima fuerza, se cumplía... Pero también descubrieron que esa "técnica" fallaba demasiadas veces xD
No mataron nunca a nadie por esos obstáculos en sus creencias, ni siquiera al niño interior que nos lleva constantemente a ilusionarnos sabiendo que, cada vez que le escuchamos, corremos el riesgo de sufrir una madura decepción.

Ilustración de PACO CATALÁN