7/3/15

El mundo deslumbrante - The Blazing World, 2014

"El rebaño acude en masa y queda boquiabierto ante el espectáculo de una pasta de dientes blanqueadora. El rebaño corre a ver al último fenómeno que expone en tal o cual galería. El rebaño piensa al unísono. El rebaño es un mirón colectivo que se moviliza a partir de unas pautas recibidas que le enseñan cómo admirar la belleza, la sofisticación y el ingenio que hay en el objeto brillante, en ese vehículo carente de valor, riqueza o gloria. Pero al rebaño también le encanta la fealdad, las humillaciones, los suicidios y los cadáveres (no los cadáveres reales, no los que apestan, sino los que aparecen en los medios de comunicación, los que mueren delante de la cámara). El rebaño familiar, nuestro propio rebaño, tiene gustos bastante asépticos en su mayoría. El rebaño lee "The Gothamite" para descubrir esos gustos asépticos que no interferirán con el espectáculo de la pasta blanqueadora que hace brillar la sonrisa colectiva de la Avenida Madison y no manchará el traje con el que ir a Wall Street. Los rebaños, grandes y pequeños, crean diversas identidades según el producto que elijan y ésa es su razón de ser. Las imágenes de los vivos y también las de los muertos se venden en el mercado libre como cuerpos atractivos. Su realidad pertenece estrictamente a la variante pronominal de la tercera persona. Los cuerpos carecen de interior porque no se permite la primera persona del singular. Dentro de cada rebaño el valor se determina por la percepción colectiva y el número de espectadores." Ethan Lord en EL MUNDO DESLUMBRANTE.