14/11/15

13N y un millón de fechas más.

Yo no soy Francia ni ninguna otra bandera. Sólo soy una víctima potencial en manos de los amos del mundo, como los inocentes asesinados anoche y otras tantas noches más "lejanas". La vida no vale nada, ni para unos ni para otros.




No hay comentarios:

Publicar un comentario