3/1/16

Cómo ser inmortal este año

Siempre insisto en mis deseos de salud para vosotros en cada tarjetita de nuevo año.
Por circunstancias familiares nada favorables, este año mis deseos se multiplican y se esparcen como el humo de un acaparador incienso o un té de jengibre.
Cuidaos.
Dejad de fumar y disminuid el consumo de cadáveres si queréis que vuestro cuerpo sea un templo donde reponer fuerzas para las diferentes luchas que acabarán, tarde o temprano, apareciendo. Y mientras esas luchas no aparezcan, bailad!! Bailad mucho! Tanto como para no darnos cuenta de que estamos danzando incluso cuando esas luchas están transcurriendo. Eso nos desorientará del mal, para no saber en qué estado estamos, si en el mejor de los peores o en el peor de los mejores. Porque puede que no se trate de estar ni especialmente triste ni especialmente alegre, que de lo que se trate es de no achantarse ante lo que debe estar siempre presente: ACCIÓN.


No hay comentarios:

Publicar un comentario