11/2/16

AVES EN ESPAÑA

Aves en España

La avifauna ibérica, junto con la de Islas Baleares, comprende  unas 400 especies, sin considerar el amplio elenco de subespecies descritas. Estas aves son, en su mayor parte, representantes de la fauna paleártica occidental. La representación de especies cosmopolitas es muy escasa. Según los ornitólogos, se distinguen claramente dos zonas avifaunísticas: la atlántica-cantábrica-centroeuropea y la mediterránea.

La primera se caracteriza por la presencia de una serie de aves con poblaciones perfectamente afincadas en Centroeuropa, y cuyos representantes no descienden en latitud más abajo de esta zona. Entre sus especies cabe citar la agachadiza, el aguilucho pálido, el alcaudón dorsirrojo, la bisbita arbórea, el camachuelo, el escribano cerillo, la tarabilla norteña y el zorzal común, entre otras.
La zona mediterránea comprende un conjunto de especies que por lo general no invaden la zona anterior, aunque es muy dificil establecer una zona que deslinde entre ambas. Entre sus especies puede citarse la collalba negra, la curruca rabilarga, la curruca sarda, la curruca tomillera, el escribano soteño, la gaviota de Audoin, el halcón de Eleonor y la perdiz roja. A ellas hay que añadir otro gran número de aves que viven fuera de este ámbito, en la zona meridional de Eurasia, y que reciben el nombre de aves de carácter estepario. Ejemplos son: el escribano montesiono, la gaviota picofina, el gorrión chillón, el gorrión moruno, el ruiseñor bastardo, el sisón, la terreta común y el bencejo pálido. Además, la zona mediterránea se ve invadida por especies propias del Magreb, e incluso de la región de Etiopía, como son el calamón, el elanio azul, la focha cornuda, la garcilla bueyera, la golondrina daurica, la grulla damisela y la perdiz moruna.
A esta compartimentación en zonas latitudinales hay que sumar la de zonas altitudinales. Al elenco de especies que viven en las partes altas de las montañas de la península ibérica, se añaden otras que viven en las montañas bajas o los llanos de Europa central o septentrional, como el pechiazul, laperdiz nival, la perdiz pardilla y el reyezuelo sencillo, y un grupo más, formado por especies propias del piso alpino y alpinizado de las montañas que no llegan a latitudes boreales o árticas, entre las que cabe citar el acentor alpino, la chova piquigualda y el gorrión alpino.
La avifauna de las Islas Canarias, similar en muchas especies a la del resto de las islas atlántidas de latitud media (Azores, Cabo Verde y Madeira), se singulariza en parte por las propias características ecológicas de estos archipiélagos. Muchas de las aves presentes pertenecen a especies que aterrizaron en las islas en inmigraciones espontáneas y que se han adaptado a su ambiente o que han sido introducidas por el hombre. En la actualidad, las aves de estas islas están más próximas a las europeas que a las del Magreb, desérticas o etíopes. Entre las especies propias destacan la bisbita caminera, el camachuelo trompetero, el canario, el corredor, la chova perdiz, la hubara canaria, el ostrero unicolor, el paíño común, el paíño pechialbo, la paloma rabiche, la paloma turqué, la pardela cenicienta, la pardela chica, el petrel de bulwer, el pinzón azul, la tarabilla canaria y el bencejo unicolor, además de un gran número de subespecies, algunas de ellas endémicas de cada isla.

ESPECIES DE AVES AMENAZADAS
La Ley 4/89 crea en su artículo 30.1 el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas (ahora Catálogo Español de Especies Amenazadas) en el que se incluyen las especies, subespecies o poblaciones cuya protección exige medidas específicas por parte de la Administración Pública. En el caso de las aves, dentro de las especies catalogadas, el número de taxones incluidos en cada categoría se detallan a continuación:
Peligro de extinción21
Sensibles a la alteración del hábitat3
Vulnerable12
De especial interés250
Total286
Las especies que se citan seguidamente son aquellas que se encuentran ligadas a ecosistemas acuáticos o que por su singularidad representan la biodiversidad existente en España.
  • Pardela pichoneta balear (Puffinus mauretanicus): única ave endémica de las Islas Baleares y una de las pocas de la avifauna española. Se calcula que entre todas las islas del archipiélago no hay más de 4.000 parejas, especialmente en Formentera. La pinocheta nidifica en las Canarias, en paredones profundos de La Palma o Tenerife, donde excava nidos en el suelo. En estos parajes su población ronda las 2.000 parejas, aunque es relativamente común en otras latitudes.
  • Paíño pechialbo (Pelagrodoma Hypoleuca): muy escasa en España, donde sólo cría en la pequeña isla de Montaña Clara (Lanzarote), con una población que ronda las 20 parejas. Excava sus madrigueras en áreas areno arcillosas con presencia de salsolares en donde predominan matorrales de Chenopodiaceas, pequeñas dunas móviles y zonas nitrofilizadas.
  • Avetoro (Botaratus stellaris): vive en una treintena de humedales, entre los que destacan el Delta del Ebro y las marismas del Guadalquivir. Era relativamente abundante en décadas pasadas, pero se ha visto afectado por la pérdida de hábitat. De la casi extinción a principios de los 80 han pasado a localizarse al menos 35 machos territoriales. La población total es posible que ronde las 1.200 parejas nidificantes.
  • Cigüeña negra (Ciconia nigra): cría en las provincias de Ávila, Salamanca, Segovia, Zamora, Cáceres, Badajoz, Toledo, Ciudad Real, Sevilla, Huelva, Córdoba y Jaén. Alrededor de 300 ejemplares invernan en la península, 100 de ellos en las marismas del Guadalquivir. Anida en cantiles particularmente fluviales y árboles como encinas y alcornoques o en masas de coníferas cercanas a cursos fluviales, embalses o lagunas.

  • Garcilla cangrejera (Ardeola ralloides): en el año 2002 se estimaban unas 1.100 parejas. Los núcleos más numerosos son el Delta del Ebro, la Albufera y las marismas del Guadalquivir. Son frecuentes en humedales de agua dulce, en especial los que poseen abundante vegetación palustre.
  • Morito común (Plegadis falcinellus): es el único representante europeo de los ibies y no se tiene certeza de que haya criado en España desde los años cincuenta, aunque existen indicios de que lo hace de forma dispersa y esporádica en las marismas del Guadalquivir y en la albufera de Valencia. Sin embargo, pueden verse algunos ejemplares en estos humedales durante gran parte del año.
  • Porrón pardo (Aythya nyroca): con una población nidificante que probablemente no supere las 10 parejas en la actualidad. Vive en zonas húmedas con aguas someras y abundante vegetación. Cría ocasionalmente en Andalucía, Valencia, Cataluña, Castilla-La Mancha y Aragón. Cría en marismas, zonas costeras e interiores de agua dulce o salobre con abundante vegetación sumergida.
  • Cerceta pardilla (Marmaronetta angustirostris): especie mundialmente amenazada cuya población no ha parado de disminuir en los últimos tiempos. España es el único país europeo donde cría, y lo hace en función de la abundancia de lluvías; el 80 por 100 de la población europea se concentra en el Parque Natural del `'Hondo (Alicante). En el siglo pasado era el pato más abundante de las marismas del Guadalquivir. Habita en masas de agua poco profundas y permanentes con abundante vegetación emergente y ribereña y también sumergida.
  • Malvasía (Oxyura leucocephala): requiere charcas de agua limpias y profundas, con cobertura vegetal, un hábitat que se ha visto muy reducido en las últimas décadas. Con una población que ronda los 500 ejemplares, cría en Cádiz, Almería, Córdoba y puntos de La Mancha y Alicante. La hibridación con la malvasía canela, especie norteamericana introducida y extendida por Europa, es uno de sus principales problemas.

  • Águila imperial ibérica (Aquila adalberti): las 150 parejas que existen en el mundo viven en nuestro país, a excepción de unos pocos ejemplares que han conquistado el norte de Marruecos. Cría en Extremadura, Sierra Morena, Doñana, Montes de Toledo y Madrid. Ha aumentado su población, ya que en 1967 era sólo de 50 parejas. Tiene preferencia por los siguientes hábitats: llanuras aluviales y dunas, colinas suaves con mezcla de bosque mediterráneo y de coníferas, sierras con abundante matorral  y pequeñas masas boscosas de alcornoque y encina y montañas donde la vegetación dominante es el pino silvestre y el resinero.
  • Águila pescadora (Pandion haliaetus): es una especie casi cosmopolita que se encuentra amenazada en la cuenca mediterránea, donde sólo crían unas decenas de parejas. En España lo hace en Baleares, Chafarinas y Canarias, donde se reproducen una veintena de parejas. La destrucción de los hábitats costeros por la presión urbanística y turística es su principal amenaza.
  • Torillo (Turnix sylvatica): se trata de una especie ampliamente distribuida por África y el subcontinente indio, pero muy escasa en nuestro país, donde su población no supera las 10 parejas, localizadas en las marismas del Guadalquivir. La especie está ligada a matorrales y herbazales densos cerca de lagunas costeras.
  • Focha cornuda (Fulica cristata): muy escasa desde hace, al menos, dos décadas, su población reproductora no supera las 20 parejas. No cría en ningún otro lugar de Europa, aunque es abundante al sur del Sahara. Se cría en cautividad en el centro de recuperación La Cañada de los Pájaros, en Sevilla, y desde hace unos meses también en la Comunidad Valenciana.Tiene preferencia por marismas y lagunas salobres con aguas someras y abundante vegetación emergente y amplias praderas subacuáticas.
  • Gaviota de Audouin (Larus audouinii): cría sólo en el Mediterráneo y cuatro de los núcleos reproductores más importantes se encuentran en el Delta del Ebro, islas Baleares, islas Columbretes (Valencia) e islas Chafarinas (en la costa noreste de Marruecos). En las últimas décadas su población ha aumentado notablemente; ronda las 15.000 parejas
  • Fumarel común (Chlidonios niger): su población en España es marginal, con un máximo de 200 parejas reproductoras en las marismas del Guadalquivir, el Delta del Ebro, lagunas de Villafáfila (Zamora) y algunas lagunas levantinas. Vive en aguas interiores.
  • Árao común (Uria aalge): se encuentra al borde de la extinción en España, donde sólo crían unas 10 parejas en las islas Sisargas y el cabo Vilán (Galicia). Y eso, a pesar de que la población de áraos gallegos en la década de los sesenta era de unas 2.000 parejas. Nidifica en pequeñas repisas de acantilados e islotes rocosos. En migración frecuentan marismas y zonas húmedas pantanosas de agaus interiores y salinas.
  • Paloma rabiche (Columba junoniae): es una las dos palomas endémicas de Canarias. Su población ronda los 1.500 individuos, que se distribuyen por las islas de La Palma, La Gomera y Tenerife. Vive ligada a los bosques de laurisilva.
  • Milano real (Milvus milvus): en España se encuentran unos 2000 ejemplares. Se localiza sobre todo en dehesas de Salamanca, Zamora y Extremadura y en áreas de media montaña de Huesca, Zaragoza y Navarra y la mayor parte de la provincia de Segovia. Nidifica en zonas arboladas, sotos, campos y especialmente en bosques de ribera. También muy asociado a actividades antrópicas pero con frecuencia próximos a masas de agua.
  • Pico dorsiblanco (Dendrocopos leucotos): un total de 70 parejas se han asentado en el Pirineo navarro y el extremo noroeste de Huesca, donde vive en bosques viejos de hayas y abetos.
  • Alcaudón chico (Lanius minor): de las cuatro especies de alcaudones que crían en España, el chico es el más escaso, con un máximo de 90 parejas en los Aiguamolls de 1'Empordá y las cuencas de los ríos Segre y Cinca, en Huesca, Lérida y Gerona
  • ---------------------------------- ENGLISH ----------------------------------------- 
  • Birds in Spain

    The Iberian birds, together with the Balearic Islands, comprises about 400 species, without considering the broad range of described subspecies. These birds are, for the most part, representatives of the Western Palearctic fauna. The representation of cosmopolitan species is very low. According to ornithologists, the bird community clearly distinguish two zones: the Atlantic-Cantabrian-Central Europe and the Mediterranean.

    The first is characterized by the presence of a number of bird populations perfectly settled in Central Europe, whose representatives did not descend below this latitude zone. Among the species include snipe, marsh harrier, the red-backed shrike, the tree pipit, the bullfinch, the yellowhammer, the Whinchat and song thrush, among others.

    The Mediterranean zone includes a number of species that usually do not invade the anterior zone, although it is very difficult to draw a demarcation zone between them. Among the species can include the black wheatear, Dartford warbler, Sardinian warbler, the Spectacled Warbler, the Cirl Bunting, Audoin's Gull, Eleonora's Falcon and partridge. To these we must add another large number of birds that live outside this area in the southern part of Eurasia, which are called birds of steppe character. Examples are: the clerk Montesión, the gull picofina, the Sparrow, the Sparrow, the Cetti, the little bustard, the common and bencejo terreta pale. Moreover, the Mediterranean area is invaded by species from North Africa, and even the region of Ethiopia, such as the horned owl, the blue black-shouldered kite, the crested coot, the cattle egret, swallow daurica, crane damsel and the barbary partridge .

    This partitioning must add latitudinal zones of altitude zones. The cast of species living in the high mountains of the Iberian Peninsula, add others living in low mountains or the plains of central or northern Europe, including chested, laperdiz snow, the partridge and the Goldcrest and a group formed by species from alpine and mountain alpinizado that fail to boreal and arctic latitudes, among which include the Alpine Accentor, the Chough Alpine piquigualda and sparrow.

    The avifauna of the Canary Islands, similar in many species to the rest of the mid-latitude Atlantic islands (Azores, Cape Verde and Madeira), is distinguished in part by their own ecological characteristics of these islands. Many of the birds belonging to species that landed on the islands in spontaneous migrations that have adapted to their environment or have been introduced by man. At present, the birds of these islands are closer to Europe than to the Maghreb, or Ethiopian desert. Among the species native to highlight the pipit, the trumpeter finch, the canary, the broker, the Chough partridge, bustard Canary Islands, the oystercatcher unicolor, storm petrel, storm petrels pechialbo, laurel pigeon, the dove Bolle, Cory's shearwater , the Little Shearwater, Bulwer's petrel, blue finch, the canary and bencejo tarabilla unicolor, and a large number of subspecies, some of them endemic to each island.

    ENDANGERED BIRD SPECIES
    Law 4 / 89 in its Article 30.1 creates the National Catalogue of Endangered Species (now Spanish Catalogue of Endangered Species), which includes species,subspecies or populations whose preservation requires special measures by the Public Administration. In the case of birds, among the listed species, the number of taxa included in each category are listed below:
    Endangered21
    Sensitive3
    Vulnerable12
    Special interest250
    Total286
    The species are listed below are those which are linked to aquatic ecosystems because of its uniqueness or represent the biodiversity in Spain.
    • Pardela pichoneta balear (Puffinus mauretanicus): only bird endemic to the Balearic Islands and one of the few in the Spanish avifauna. It isestimated that between all the islands no more than 4,000 couples, especially in Formentera. The Pinochet nests in the Canary Islands, deep walls of LaPalma and Tenerife, where nests dug in the ground. In these places its population is around 2,000 pairs, although it is relatively common in otherlatitudes.
    • Paíño pechialbo (Pelagrodoma Hypoleuca): very low in Spain, where only raised in the small island of Montaña Clara (Lanzarote), with a populationcurrently estimated at 20 pairs. Dig their burrows in sandy areas with presence of salsolares clay in Chenopodiaceae-dominated scrub, small dunesnitrofilizadas areas.
    • Avetoro (Botaratus stellaris): thirty lives in wetlands, among which the Delta del Ebro and Guadalquivir marshes. Relatively abundant in past decades,but has been affected by habitat loss. In the near extinction in the early 80's have come to be located at least 35 territorial males. The total populationmay be around the 1,200 nesting pairs.
    • Cigüeña negra (Ciconia nigra): farming in the provinces of Avila, Salamanca, Segovia, Zamora, Cáceres, Badajoz, Toledo, Ciudad Real, Sevilla,Huelva, Cordoba and Jaen. About 300 winter in the peninsula, 100 of them in the marshes of the Guadalquivir. Nests on cliffs and trees particularlyriver oaks or coniferous forests near rivers, reservoirs and ponds.
    cigueanegra2.jpg
    • Garcilla cangrejera (Ardeola ralloides): in 2002 was estimated around 1,100 pairs. The most numerous are the core of the Ebro Delta, the lagoonand the marshes of the Guadalquivir. They are common in freshwater wetlands, especially those with plenty of marsh vegetation.
    • Morito común (Plegadis falcinellus): is the only European representative of the ibies and there is no certainty that has grown in Spain since the fifties, although there are indications that it does so scattered and sporadic in the marshes of the Guadalquivir and the lagoon of Valencia. However, there maybe some individuals in these wetlands for most of the year.
    • Porrón pardo (Aythya nyroca): with a breeding population probably does not exceed 10 pairs today. Lives in wetlands with shallow water and abundant vegetation. Breeding occasionally in Andalusia, Valencia, Catalonia, Castilla-La Mancha and Aragon. It breeds in marshes, coastal and inlandfreshwater or brackish water with abundant submerged vegetation.
    • Cerceta pardilla (Marmaronetta angustirostris): globally threatened species whose population has continued to decline in recent times. Spain is the only European country where it breeds, and does so based on the abundance of rain, 80 for 100 of Europe's population is concentrated in the 'ParqueNatural' Hondo (Alicante). In the last century was the most abundant duck in the marshes of the Guadalquivir. Lives in shallow water bodies andpermanent with abundant emergent vegetation and riparian and submerged.
    • Malvasía (Oxyura leucocephala): requires clean water pools and deep, with cover, a habitat that has been greatly reduced in recent decades. With apopulation of around 500 individuals, breeding Cádiz, Almería, Córdoba and points of La Mancha and Alicante. Hybridisation with the Ruddy Duck, andwidespread North American species introduced to Europe, is one of their main problems.
    malvasia2.jpg
    • Águila imperial ibérica (Aquila adalberti): the 150 couples in the world living in our country, with the exception of a few individuals who haveconquered the north of Morocco. Breeding in Extremadura, Sierra Morena, Doñana, Montes de Toledo and Madrid. Has increased its population, andin 1967 was only 50 couples. Has a preference for the following habitats: alluvial plains and dunes, rolling hills with mixed conifer Mediterranean forest,hills with plenty of scrub and small woodlands of cork and holm oaks and mountains where the dominant vegetation is the Scots pine and Resinera.
    • Águila-pescadora (Pandion haliaetus): is an almost cosmopolitan species that is threatened in the Mediterranean basin, where only a few dozenbreeding pairs. In Spain it does in the Balearic and Canary Chafarinas, where he played a dozen pairs. The destruction of coastal habitats by the urbanand tourism is their main threat.
    • Torillo (Turnix sylvatica): this species is widely distributed in Africa and the Indian subcontinent, but very little in our country, where the populationno greater than 10 partners, located in the marshes of the Guadalquivir. The species is linked to dense scrub and grassland around coastal lagoons.
    • Focha cornuda (Fulica cristata): very low for at least two decades, its population does not exceed 20 breeding pairs. Does not breed anywhere else in Europe, but is abundant south of the Sahara. It is bred in captivity at the recovery center The Valley of the Birds, in Seville, and from a few months agoalso in the Commonwealth Valenciana.Tiene preference for marshes and brackish lagoons with shallow water and abundant emergent vegetation andextensive underwater meadows.
    • Gaviota de Audouin (Larus audouinii): farming in the Mediterranean and only four of the most important core players are in the Delta del Ebro,Balearic Islands Columbretes (Valencia) and islands Chafarinas (on the northeast coast of Morocco). In recent decades its population has increased significantly; is around 15,000 pairs
    • Fumarel común (Chlidonios niger): its population in Spain is marginal, with a maximum of 200 breeding pairs in the marshes of the Guadalquivir,Ebro Delta, lagoons Villafáfila (Zamora) and Levantine gaps. He lives in inland waters.
    • Árao común (Uria aalge): is on the verge of extinction in Spain, where only about 10 pairs breed on the islands and Cape Sisargas Vilán (Galicia). Andthat, despite the Galician population of guillemots in the sixties was about 2,000 pairs. It nests on ledges of cliffs and small rocky islets. Migratingfrequent marshes and wetlands inland wetlands and salt marshes.
    • Paloma rabiche (Columba junoniae): is a two Canarian endemic pigeons. Its population of around 1,500 people, spread through the islands of LaPalma, La Gomera and Tenerife. Vive linked to the laurel forests.
    • Milano real (Milvus milvus): in Spain are about 2000 copies. It is located mostly in meadows of Salamanca, Zamora and Extremadura and middle mountain areas of Huesca, Zaragoza and Navarra and the majority of the province of Segovia. Nests in woodlands, thickets, fields and especially inwoodland. Also closely associated with human activities but often near water bodies.
    • Pico dorsiblanco (Dendrocopos leucotos): a total of 70 pairs have settled in the Pyrenees of Navarre and the northwest corner of Huesca, where helives in old forests of beech and fir.
    • Alcaudón chico (Lanius minor): of the four species of shrikes that breed in Spain, the boy is the scarcest, with a maximum of 90 couples in themarshes of 1'Empordá and the basins of the rivers Segre and Cinca, Huesca, Lleida and Girona
      FUENTE: http://hispagua.cedex.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario