9/2/16

stronG leGs


Fue y será frecuente sentir que nos colocan sobre unos pedales con los que nunca condujimos antes, y aun aprendiendo, puede que el viento se agite más fuerte que nuestras piernas. No olvidemos que se avanza más por el empeño en resistir que por el dominio de una potencia que puede desinflarse en cualquier momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario