9/12/16

JOSÉ SÁNCHEZ GONZÁLEZ Concejal de Almería intenta enterrar a un caballo vivo

El edil, acusado de un delito de maltrato animal, asegura que pensó que estaba muerto y que buscó a un veterinario al ver que seguía vivo.

La Guardia Civil investiga al concejal de Urbanismo, Vivienda, y Agricultura del Ayuntamiento de Rioja (Almería), José Sánchez González, por un delito de maltrato animal, tras rescatar de una zanja a un caballo de su propiedad que presentaba "aspecto de agotamiento y desnutrición" y que llevaba tres días en el hoyo. El edil asegura que pensó que estaba muerto y que al darse cuenta de que estaba vivo buscó un veterinario.
Fuentes de la Comandancia de Almería han informado a Efe de que, aunque inicialmente tan sólo se tomó declaración al edil, finalmente está siendo investigado dentro de este caso que judicialmente sigue el Juzgado de Instrucción número 5 de Almería. El concejal pertenece a IU, que le ha abierto un expediente disciplinario por maltrato animal.
Fue sobre las 17:30 horas del domingo cuando una llamada alertó de la presencia del equino en una zanja de Rioja, por lo que hasta el lugar se movilizaron efectivos del Instituto Armado y los Bomberos de Almería, que lograron rescatar al animal, que "presentaba aspecto de agotamiento y desnutrición".
Según indicaron fuentes del Instituto Armado a Efe, el concejal manifestó que pensaba que el animal "estaba muerto".

"Pensando que estaba muerto", asegura haber llamado al dueño de una retroexcavadora para hacer un agujero en el que enterrar al equino y posteriormente darlo de baja.
Sostiene que cuando el caballo cayó al agujero "comenzó a moverse" por lo que -añade- trató de localizar a su veterinario en diversas ocasiones.
"Ante la imposibilidad de localizar al veterinario, tomé una decisión que, ahora, me doy cuenta de que fue errónea", afirma Sánchez, quien relata cómo dio agua al animal, le echó una manta y tapó el agujero con unas chapas porque estaba lloviendo.
Según él, visitó al equino varias veces y fue "media hora después" de irse del lugar por última vez cuando supo que la Guardia Civil y los Bomberos intentaban sacar al caballo que, mantiene, sufría un "cólico muy grande".



1 comentario:

  1. Eso no te lo crees ni tú, pedazo de hijo de puta. Qué pena que no existan unas leyes proteccionistas que te lleven a cavar tu propia tumba, aunque fuera sólo metafóricamente, ya nos conformaríamos!!

    ResponderEliminar