28/12/16

Pepe Mujica y su perrita Manuela



ENTREVISTA a Lucía Topolansky sobre la historia de MANUELA, la increíble perrita de tres patas de ella y el ex-presidente MUJICA.

"Todos los que tenemos mascotas decimos que son casi humanos. Sabe perfectamente los ruidos. Así como ahora sabe que Pepe está en el tractor, cuando se prende el Fusca, es otro ruido, el motor…se va para ahí, porque le encanta ir en el auto. Cuando empiezo a armar el bolso porque nos vamos para Anchorena, ya sabe que ella va. Cuando Pepe va a viajar se da cuenta, porque aparece la otra valija. Además a Pepe, es increíble como lo extraña. Cuando se enfermó, en el año 2005, que él estuvo un mes en el Hospital, yo iba a las seis de la mañana a cuidarlo y volvía a las seis de la tarde. Y cuando llegaba en el auto, ella estaba ahí esperando. ¿Qué esperaba? Que se bajara Pepe. Y estaba toda contenta y después…las orejitas pa´abajo. El día que llegó parecía que se le iba a salir la cola de la alegría."
—¿Cómo fue que perdió una pata?
—Un día estaba acompañando el tractor y como todo pichicho chico se peleó con unos perros de al lado y estos la corrieron y ella reculó y fue a parar abajo de la disquera y por más que Pepe frenó, se la llevó por delante. No le llegó a cortar la mano en ese momento, quedó con el tendón colgando. Ahí salió, pero después fue y se peleó con otra perrita, que le cazó ese brazo, que era el que no tenía movimiento. Casi que se lo cortó. Debe haber sido hace 8 o 9 años.
—¿Es verdad que la sacan a comer afuera?
—Mirá, cuando vamos a algún boliche, salvo que sea un día de mucho frío la llevamos porque nos sentamos afuera. Siempre le pedimos un tachito con agua, y por lo general le traen algo, que a veces come y a veces no, porque es mañosa. El otro día estábamos en Colonia, en un boliche, se paró en la mitad de la vereda y cagó todo. Entonces el Pepe le dice: “pero ¡me dejaste pegado!”
—¿Él es muy cariñoso con ella?
—Sí, sí. Es el que le ha puesto todas las mañas. Yo a veces la rezongo, porque hay que ponerle ciertos límites (se ríe); siempre le digo: “mirá que se va de viaje tu protector”. La otra vuelta fuimos al aeropuerto a buscarlo a la base Capitán Curbelo, por donde entra. Y ahí estaba ella muy sentada en la moquette, esperando, mirando todo. 
ENTREVISTA COMPLETA EN http://mypets.com.uy/








No hay comentarios:

Publicar un comentario