20/1/17

El maltrato íntimo

“No sé, yo sólo quiero sentir tanto como puedo, es de todo lo que trata el alma.” JANIS JOPLIN

Tal vez sólo las personas que han sido gravemente maltratadas, ya sea por bullying, pareja, hermano, por tus propios padres...; es decir, dentro de un ámbito que debería ser precisamente donde más feliz y protegido estuvieras, tal vez sólo ese tocar fondo de carácter tan íntimo y vergonzoso te puede llevar a entender de lo que realmente trata el alma.

La humillación y la vergüenza "entre los tuyos" provocan un dolor psíquico tan insoportable que lleva a los niños a suicidarse. Un niño, cuya pureza es capaz de soportarlo prácticamente todo, muerte de padres y hermanos incluido... Pequeños espíritus enérgicos que soportan guerras, campos de concentración, raras enfermedades de impronunciables nombres. Pero en el maltrato íntimo no existe un átomo de esperanza, devora tu instinto de supervivencia sin alarma, mientras los demás creen que no se te mueve una pestaña.

Joplin sufrió graves maltratros en forma de bullying, lo que la marcó de por vida. La heroína fue su refugio, un refugio maldito pero cálido en su accesibilidad; la droga puede que sea uno de los refugios que menos falle, aunque cuando falle lo haga de forma pocas veces reversible. El alcohol, los ansiolíticos, somníferos, analgésicos...,son de las drogas más usadas.

Otro refugio de los espíritus violados es la ayuda a los menos visibles, especialmente niños de "educación especial" o animales, criaturas que han sido rechazas/descartadas/ocultadas. 
Sin duda el que ha aprendido de qué va el íntimo maltrato desarrolla una compasión especial para entender el dolor de sus semejantes. 

Y si logran no tirar la toalla, si resisten gracias a un refugio cualquiera, entonces la negatividad no les convertirá en pura venganza... serán de acero y diamante, tarde o temprano aportarán al mundo algo que nunca aportó nadie.




No hay comentarios:

Publicar un comentario