20/5/17

The First Hugh - El primer abrazo


Panu M. es un joven youtuber de origen tailandés que ha emocionado a millones de personas con un vídeo sobre el maltrato animal. 
Lo ha titulado "El primer abrazo" (The First Hugh), en él vemos a Panu recorriendo las calles de Tailandia para localizar perros callejeros a los que abrazar, la mayoría aun estando escarmentados se dejan querer. La creación se enmarca dentro de la campaña "I am Green Heart" de la organización ambientalista Insee.

Conseguir un sano protagonismo en las redes es fundamental para crear una cadena que no nos acabe ahorcando, convertirse en un fenómeno viral por una maravillosa causa es un poderosísimo ejemplo para todos esos adolescentes y no tan teenagers que harían cualquier cosa por captar atención. Llámalo el juego de la Ballena azul, llámalo difusión en directo de violaciones y descuartizamiento de animales, llámalo quemar perros vivos como una de las pruebas para garantizar a tus psicópatas seguidores que eres ALGUIEN DE HONOR Y PALABRA. 

Recuerdo un reportaje que me impresionó muchísimo en un suplemento semanal de un periódico, el autor se esforzaba en aproximarnos a una dimensión que ni él mismo, con todos sus meses de investigación, podía calificar ni menos cuantificar: los terribles submundos que compartían millones de personas en internet. 

Son adicciones, "filias", deseos y delirios abominables e imposibles de atacar en su raíz, tanto por el sin-fondo del cyberpozo como por la satisfacción inmediata que supone que miles de personas a la vez se enfermen más los unos a los otros, se provoquen entre ellos e inventen múltiples modalidades de un mismo trastorno. El número de sujetos involucrados en el "sadismo compartido" es infinitamente mayor al que estamos dispuestos a aceptar. Es una defensa emocional importante.
Cuánto dolor psíquico nos produciría ver sólo la millonésima parte de tortura física y emocional que cobija la red. 

Y qué desprotegidos nos tienen de estos seres nuestras propias leyes, que protegen el anonimato del sádico por encima de cualquier otra consideración vital. 
Soy de las que creen que al delincuente común hay que protegerlo, creo en la reinserción de la mayoría de ellos, creo en la evolución de las personas. PERO ES ABSURDO QUE LAS LEYES DE PROTECCIÓN DE LA IDENTIDAD SEAN APLICABLES A TODO DELITO, porque hay grados de malignidad y perversión que son imposibles de rehabilitar, lo saben mejor que nadie los psiquiatras. 
Ya que las leyes no nos protegen, como mínimo deberíamos conocer las caras y los nombres para poder protegernos nosotros mismos. Mientras eso no ocurra, sólo nos queda agarrarnos como a un clavo ardiendo al valor de la gente noble. Por desconfiada que se nos vaya volviendo la fe en la raza humana.

La gente buena es la única vía para salvarnos de cualquier amenaza, ya sea clásica o moderna, tradicional o innovadora. 

Por mucho avance tecnológico y anonimato que facilite la perversión, las personas trabajadoras de sensibilidad inconformista, mantendrán el poder de cocinar siempre la mejor retroalimentación.
Todo el éxito del mundo, Panu!!
  
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario